10 de octubre de 2018

(Otra vez el fascismo.)



Manuel Castells
Carta abierta a los intelectuales del mundo (10-10-2018)

https://www.laprimerapiedra.com.ar/2018/09/ele-nao-feminismo-rechazar-avance-la-derecha-brasil/


Agustín Moreno
Franco en la Almudena o un pan como unas hostias (15-10-2018)
José Antonio Martin Pallin
La cripta de los bautizados (15-10-2018)

Balance de cuatro meses de gobierno del PSOE: no mover un dedo en Cataluña, prorrogar los Presupuestos de Rajoy Brey (echando las culpas del desastre a los independentistas catalanes, como está cantado) y meter a Franco en la catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid. Insuperable.

Madrid, de Capital de la Gloria a Capital del Fascismo.

Cuando uno está en política solo para simular que hace sin hacer nada, ocurre lo que ocurre: que la realidad le desborda a los dos días.

 


Imprescindibles
- Enric Juliana, A la derecha le cambia la Vox (7-10-2018), Gerardo Tecé, Esto se llama fascismo (8-10-2018), César Calderón, Vox y la España asustada (9-10-2018) y Juan Carlos Monedero, Y tú, demócrata, ¿estás haciendo algo contra el franquismo? (10-10-2018)

Como los bancos están quebrados, dedican el dinero a financiar de manera abrumadora la extrema derecha en todas partes, desde Bolsonaro en Brasil a un montón de payasos en Europa con Steve Bannon ejerciendo de gurú, y otros sinvergüenzas con o sin bigote. Es la última baza de un sistema financiero en quiebra. El próximo "rescate" será brutal, con el ejército en las calles en medio planeta.

La extrema derecha no es un fenómeno banal. Es una gravísima ofensiva del Capital contra los Estados democráticos, y de dimensiones globales. El llamado populismo de extrema derecha se fundamenta en el miedo, la frustración y la estupidez de la gente, consecuencia en gran parte del expolio a que han sido sometidas las poblaciones en esta última década (lo que los economistas aún llaman "crisis"). Y la receta de ese neofascismo es tan simple como conocida: señalar un chivo expiatorio al que echar las culpas de todos los males (siempre los más débiles de la sociedad), y mano dura. Es por ello que el fascismo ha sido encuadrado dentro de las ideologías del odio, que en España tiene su embrionaria traslación en el ¡A por ellos!, que ahora alude a los "separatistas" catalanes, y mañana ya veremos. Sin el discurso del rey el 3 de octubre de 2017, en España no habría ahora ni Vox, ni PP de Casado ni Ciudadanos de Rivera y Arrimadas, y cada cual que saque las conclusiones (*).

¡Ojo! porque el fascismo en el poder es difícilmente reversible. Franco murió tranquilamente en la cama, y si el Régimen franquista no tuvo continuidad fue gracias al Departamento de Estado USA, lo mismo que en Portugal (Estado Novo de Salazar, 1933-1974) y Grecia (Dictadura de los Coroneles, 1967-1974). El espectacular asesinato de Carrero Blanco fue la inequívoca advertencia al "búnker" franquista de que el Régimen había terminado. Pero si en 1945 a USA le interesaba en Europa la consolidación de Estados democráticos como dique de contención frente a la URSS, hoy, desaparecida la URSS, es todo lo contrario: lo que le interesa a USA en todas partes son Estados fallidos gobernados por mercenarios sin escrúpulos a su servicio y donde plantar sus Forts imperiales. Militares y sistema financiero coinciden en que ha llegado el momento de la destrucción de la democracia en todas partes. Se acabó el cuento de la soberanía del pueblo. Frente a esta ofensiva neofascista, nadie nos defenderá: hemos de defendernos nosotros mismos, y a pelo. Y es mejor empezar la contraofensiva ahora mismo, y denunciar a los payasos que venden humo y engordan sembrando el odio contra colectivos y minorías, porque mañana será tarde. Es ocioso recordar que en los Estados totalitarios no hay libertad ni justicia ni derechos. En un Estado totalitario solo hay tiranía, arbitrariedad y terror, y en ellos solo pueden vivir a gusto los perros, porque no es posible vivir con dignidad de persona. Hagamos caso al profesor Manuel Castells.

(*) 11-10-2018. Mi más entusiasta felicitación al Parlament de Catalunya que acaba de reprobar el discurso del rey del 3 de octubre, discurso que ha dividido de manera irreversible a los españoles en dos facciones de buenos y malos españoles. Los buenos españoles no hace falta decir quiénes son (esa extrema derecha que está subiendo como la espuma), y los malos tampoco. Y las órdenes son tajantes: liquidar a los malos, como antaño a los díscolos indígenas de Indias, y si encima son antimonárquicos, con mayor razón. De ahí la cuasi inutilidad de los esfuerzos de "diálogo" por parte del gobierno. Cuando el rey hace política, no hay espacio para nadie ni nada más. La monarquía española jamás ha sido una "monarquía parlamentaria", porque no puede serlo, diga lo que quiera la Constitución. La monarquía española ha sido y sigue siendo, de hecho, el primer poder del Estado, ¡y menudo Estado!, por encima o al margen de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial (Javier Pérez Royo, Desnaturalización de la monarquía parlamentaria, 9-10-2017). Franco lo dejó todo atado y bien atado.

En resumen, si después del simulacro de declaración de independencia el conflicto de Cataluña no tenía solución desde Cataluña, por la imposibilidad de retroceder dicha declaración y bajarse del Clavileño de la independencia, después del discurso del 3 de octubre tampoco tiene solución desde España, que no sea, obviamente, la demente receta del fascismo español desde Primo de Rivera y Franco, y ahora Casado y Rivera, que consiste en planchar por la violencia el nacionalismo catalán, es decir, criminalizar a las tres cuartas partes de catalanes. Mal asunto. Se ha repetido mil veces que no es posible la democracia en España sin un Estado descentralizado. Mienten descaradamente Vox, PP y C's si venden lo contrario. España solo puede ser Una bajo un violento Estado autoritario, eso sí, hundido en la miseria y con la emigración o la narcodelincuencia como único futuro.

Cerradas todas las puertas, el dilema que se planteará en España muy pronto será entre monarquía fascista o República democrática. Y todos los demócratas hemos de saber muy bien dónde estamos.

- Joseba Azkarraga, La causa de la libertad (9-10-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, España, una democracia manifiestamente mejorable (10-10-2018) 

Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Horizonte nebuloso (10-10-2018), Un año electoralmente hobessiano (11-10-2018) y La monarquía y el Parlament de Catalunya (15-10-2018)
- Antón Losada / Javier Pérez Royo, La Constitución, en la encrucijada (10-10-2018) 
- Jordi Barbeta, Que los árboles no nos tapen el bosque (10-10-2018) 
- El Parlament pide la abolición de la monarquía y reprueba el discurso de Felipe VI contra el referéndum (11-10-2018) 
- José Antich, Felipe VI, primer rey reprobado por un Parlamento (11-10-2018) 


- Enric Juliana, La bandera de los 900 (12-10-2018), Las tres fases de Pedro Sánchez para Cataluña: calmar, proponer y votar y El árbitro está en Bruselas (13-10-2018) vídeo
El referente debería ser Portugal, donde van viento en popa. Y si Portugal ha conseguido asomar la cabeza, no hay ninguna razón que impida que nosotros hagamos lo mismo. Claro que en Portugal no hay ni rey ni extrema derecha berreando por todas partes.

- Ángel Munárriz, Juan José Tamayo: "El Estado está salvando a la Iglesia de su crisis" (13-10-2018) 

29 de septiembre de 2018

(¡Ya basta!)



No son "vikingos". Son 3.000 policías nacionales berreando "¡Viva España!"
y "¡A por ellos!" en el centro de Barcelona. ¿Qué será lo próximo?


Acabo de enviar ese email al Ministerio del Interior:

Asunto: Manifestación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el centro de Barcelona


29 septiembre 2018

Soy un ciudadano español y catalán indignado por el espectáculo de una lamentable manifestación de "exaltación nacional" por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el centro de Barcelona. ¿Qué clase de Fuerzas de Seguridad son éstas? ¿Y ese es el "diálogo" del gobierno socialista? Tantas provocaciones son inadmisibles. ¿Qué es lo que se pretende? El ministro del Interior debería dar explicaciones en sede parlamentaria sobre esa manifestación, por llamarla de algún modo.

¿Hasta cuándo habrá que aguantar más provocaciones de la extrema derecha en Cataluña? Si alguien pretende hundir la economía catalana (20 % del PIB de España) y de paso la española, va por el buen camino.

Además, ¿qué hacen tantos policías nacionales en Cataluña? ¿Todavía no ha terminado el estado de excepción en Cataluña? ¿Había alguna necesidad de enviar a 600 antidisturbios para la Diada? Esos policías han de irse a sus casas, porque ni Cataluña es el Rif ni los catalanes somos una colonia africana. Creíamos que ya no gobernaba Rajoy Brey, el sensato. El gobierno ha de entender que podrá hacer lo que quiera y los discursitos sobre Quebec que quiera, pero si no da ni medio paso en el conflicto de Cataluña, fracasará. Y es el gobierno del Estado quien ha de dar el paso, no los políticos catalanes, que ya bastante tienen con lo suyo, entre la espada de un Tribunal Supremo delirante, un gobierno incapaz y la pared de un independentismo harto y en general una población catalana acosada y humillada.

Se acusaba a Rajoy Brey de "inmovilismo", y seguimos igual. Aquí el único que se mueve es el rey, y eso es lo que no puede ser. La política ha de hacerla el gobierno y el Parlamento, no el rey y el ABC. Vamos mal.


 




Imprescindibles
- Enric Juliana, A la derecha le cambia la Vox (7-10-2018), Gerardo Tecé, Esto se llama fascismo (8-10-2018) y César Calderón, Vox y la España asustada (9-10-2018)
Como los bancos están quebrados, dedican el dinero a financiar de manera abrumadora la extrema derecha en todas partes, desde Bolsonaro en Brasil a un montón de payasos en Europa con Steve Bannon ejerciendo de gurú, y otros sinvergüenzas con o sin bigote. Es la última baza de un sistema financiero en quiebra. El próximo "rescate" será brutal, con el ejército en las calles en medio planeta.

La extrema derecha no es un fenómeno banal. Es una gravísima ofensiva de dimensiones globales contra los Estados democráticos. El llamado populismo de extrema derecha se fundamenta en el miedo, la frustración y la estupidez de la gente, consecuencia en gran parte del expolio a que han sido sometidas las poblaciones en esta última década (lo que los economistas llaman "crisis"). Y la receta de ese neofascismo es tan simple como conocida: señalar un chivo expiatorio al que echar las culpas de todos los males (siempre los más débiles de la sociedad) y mano dura. Es por ello que el fascismo ha sido encuadrado dentro de las ideologías del odio, que en España tiene su embrionaria traslación en el ¡A por ellos!, que ahora alude a los "separatistas" catalanes, y mañana ya veremos. Sin el discurso del rey el 3 de octubre de 2017, en España no habría ahora ni Vox, ni PP de Casado ni Ciudadanos de Rivera y Arrimadas.

- Jordi Barbeta, Cuando Cataluña naufraga, España va a la deriva (7-10-2018) y El mundo va hacia atrás (8-10-2018)

Lecturas recomendadas
- Jordi Barbeta, Todo está a punto de explotar (30-9-2018), Elecciones allí y aquí y conflicto continuo hasta el 2020 (2-10-2018) y "Són una colla de ximples" (4-10-2018)
- Enric Juliana, Aromas de Tequila (30-9-2018), Torra no es Underwood (4-10-2018) y Catalunya en cinco minutos (6-10-2018) vídeo
- Josep Ramoneda, Regreso al 1-O, mirando al futuro (29-9-2018) 
- Javier Pérez Royo, Por ser vos quien sois (1-10-2018), El 1 de octubre desde una perspectiva constituyente (2-10-2018) y Radicalmente anticonstitucional (7-10-2018)
- Suso de Toro, Corruptocracia (1-10-2018) 
- Iñaki Gabilondo, Vientos y tempestades (2-10-2018) vídeo 
- Fernando López Agudín, El quebradero de cabeza de Sánchez (5-10-2018) 
- Ignacio Sánchez-Cuenca, El golpe contra el franquismo (6-10-2018) 
- Àlex Font Manté, Natàlia Vila, Albert Martín, Així va fer l'Estat la guerra econòmica contra Catalunya (6-10-2018)

Otros temas
- Editorial / La Jornada, Bolsonaro, candidato impresentable (30-9-2018)
- Augusto Zamora R., Siria, tres años después de Rusia (3-10-2018)
- Editorial / El País, La hora de Brasil (9-10-2018)

27 de septiembre de 2018

(Las dos Españas y la solución de Meneses.)


—Hay dos Españas —empezó diciendo Meneses—. Una España vive en la Edad Media, y lo que es más importante, desea fervientemente seguir viviendo en la Edad Media. Notemos que esa España medieval, eminentemente rural (aunque solo sea por nostalgia de un ruralismo extinguido), católica y monárquica, tiene todo su derecho en vivir en el siglo XVI, y hasta en restaurar el Tribunal del Santo Oficio y los Autos de Fe, si es su gusto. Y hay otra España cosmopolita, industriosa y moderna que pugna por vivir en su tiempo, y a ser posible en la vanguardia de su tiempo. Esas dos Españas son incompatibles. Ahora bien, ninguna de ambas debería imponerse por la fuerza y la violencia sobre la otra. ¿Cómo resolver ese problema, aparentemente insoluble?

Mi propuesta
dijo Meneses es simple: convocar un referéndum sobre la forma de Estado, es decir, o monarquía o República. Pero con una condición vinculante, a saber: las Comunidades Autónomas que elijan la monarquía como forma de Estado integrarán el Reino de España, centralista y unitario, como no puede ser de otro modo, y las Comunidades Autónomas que elijan la República integrarán la República Española, que necesariamente habrá de ser descentralizada y federal. Dos Españas, dos Estados, y todos contentos. Eso es todo. Así de simple.



Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Manuel Valls o la irrelevancia del nomen iuris (26-9-2018) y ¿Se puede insultar a Dios y a la Virgen María? (27-9-2018)
- Josep Ramoneda, Resentimiento (27-9-2018)
- José Antonio Martín Pallín, La ley, la Fiscalía y el gobierno (26-9-2018) 
- Acacio Puig, El Valle de sus Caídos (28-9-2018) 
- Enric Juliana, Otoño caliente... en Madrid (29-9-2018) vídeo 

4 de septiembre de 2018

(Antonio Machado en Rocafort.)


Tomás Gorria lleva años rescatando la memoria de Antonio Machado en Rocafort (Valencia). En realidad, ha sido el pionero y abanderado de esa recuperación. Hace unos días me hizo una entrevista que ha publicado en su web Machado en Rocafort, en dos partes (ver enlaces 1 y 2). Reproduzco a continuación la entrevista.



I. Treinta años de estudio sobre Antonio Machado

¿Desde cuándo y por qué surge su interés por la vida y la obra de Antonio Machado?
 

Mi trabajo en torno a Antonio Machado comenzó en 1986 cuando me propuse escribir un artículo sobre los "Proverbios y cantares", pero me llevé una sorpresa porque con las ediciones disponibles era imposible averiguar en qué fechas y periódicos fueron publicadas las distintas series de "Proverbios", una información básica y elemental para cualquier estudio. Incluso no era posible averiguar qué poesías contenía la edición original de Nuevas canciones (1924). Me di cuenta entonces de que las ediciones de Antonio Machado dejaban mucho que desear, un problema, sin embargo, que es general y afecta a otros muchos autores y no solo a Machado. Por ejemplo, en una de las ediciones de bolsillo más populares y vendidas entonces de las Poesías completas de Antonio Machado, de 1982, contabilicé hasta 200 erratas, aparte de otras tantas enmiendas de puntuación del editor. Con erratas tan espectaculares como faltar un verso entero en una de las poesías, o el siguiente gazapo en uno de los "Proverbios y cantares": "Cuida de que no se entere / la cucaña seca / de tus ojos verdes", en vez de "... tus hojas verdes". Por cierto, esa errata se ha trasladado incluso a la edición de Poesías completas de Oreste Macrì (p. 646), a pesar de haber sido corregida miles de veces, y persiste también en la última edición de bolsillo que dispongo de las Poesías completas (Espasa-Calpe, 2006, Austral, p. 299). En fin, me pregunto qué comentarios pueden hacerse de unas Poesías completas con 200 erratas (¡más de una errata por poesía!) o de un poema al que le falta un verso. Y el mayor milagro es que Machado haya sobrevivido a esos desastres y los lectores sigan leyéndolo y apreciándolo.

Decidí entonces seguir el camino del hispanista Geoffrey Ribbans, autor de una edición ejemplar de Antonio Machado, Soledades. Galerías. Otros poemas (Barcelona, Labor, 1975). Era obvio que lo más urgente e imprescindible era disponer de ediciones fiables y rigurosas de las obras de Machado, además de impecables desde un punto de vista filológico, como la mencionada de Ribbans. Y opté por empezar por lo más complicado: los escritos dispersos (artículos, discursos y conferencias, prólogos...) y cartas. Me costó cerca de 15 años de trabajo reunir todo el material, carta a carta y artículo a artículo, revisar periódicos incluso locales (Soria, Segovia...), y finalmente anotar los escritos, pero la edición acabó por ver la luz: Prosas dispersas (Páginas de Espuma, 2001), la cual fue revisada y actualizada en 2009 con nuevos escritos y cartas, en dos volúmenes:  Escritos dispersos (1893-1936) y Epistolario, publicados por Octaedro.


Actualmente llevo unos años trabajando en una edición de los Escritos de la guerra (1936-1939), que ya veremos cuándo acabaré. Tengo también en un cajón, desde hace  tiempo, un libro para el que no encuentro editor: Antonio Machado visto por la crítica (1903-1939). Crítica - reseñas - poesías dedicadas. Se trata de una  amplia selección de 120 críticas sobre la obra de Antonio Machado, publicadas en vida suya en todo el mundo.

¿Cómo surge el proyecto de abelmartin.com?
 

Digamos que cuando en España dispusimos de acceso a Internet, quedé fascinado. La WWW es un medio de difusión y comunicación fabuloso, como nunca antes ha existido nada similar en la historia de la humanidad: cualquiera en cualquier lugar puede publicar algo en la Web, e instantáneamente puede ser leído en todo el mundo, hasta en el último rincón. Esto es fabuloso. Así pues, en un caluroso verano de 1997, en Barcelona, decidí publicar una página web dedicada a Antonio Machado, aprovechando mis conocimientos que ya en aquellas fechas había acumulado sobre el poeta. No tenía ni idea de Internet, ni de dominios, hostings, ni de cómo editar una web, pero en solo el mes de agosto estuvo la web lista y disponible en Internet. Como anécdota contaré que el primer problema que tuve que enfrentar fue conectar mi Mac a Internet, con un sistema operativo antiguo y en teoría inviable para conectarse. Pero logré encajar el sofware necesario y cuando escuché el pipo-papo... tuuuutttttt de la conexión, creo que es una de las mayores alegrías que he tenido.

Los antiguos usuarios de Internet en España sin duda recordarán que la conexión a Internet era a tarifa de llamada local. Las facturas de teléfono que me llegaban eran de infarto. Creo no exagerar si digo que aquel primer millón de antiguos usuarios de Internet en España hemos financiado la expasión posterior de Telefónica (!). 


En fin, compré un pequeño editor de HTML, por 15 dólares, y con esa maravilla de programita más Photoshop construí la web en unos días. Aparte de la conexión, otro coste disparatado en aquella época era el alojamiento de la web, pues en España cobraban lo que querían y funcionaba a pedales. Harto de pagar por nada, a los tres años trasladé la web a un hosting de Estados Unidos, en el cual todavía sigo y con el que estoy encantado: en 18 años no he tenido un solo problema y la página web no ha dejado de funcionar ni un minuto. 


Ahora, y desde 2012, la web está en suspenso por la situación política en España, inaceptable, y por las razones que allí expongo. Por desgracia, creo que seguirá así por algún tiempo.

¿Ha tenido algún tipo de ayuda o colaboración de alguna institución?
 

Nunca he tenido ninguna ayuda institucional, ni respecto de la web, ni respecto de lo más importante que es mi trabajo como investigador de Antonio Machado. Tampoco he esperado ninguna clase de ayuda. Oficialmente no existo, lo cual creo que es más un honor que lo contrario.

Ahora bien, he tenido el reconocimiento y la estima de algunas personas, desde Geoffrey Ribbans a Carlos Blanco Aguinaga, entre otros profesores, y eso para mí es más que suficiente.

En un momento determinado dejó de actualizar la página. ¿Cuáles fueron los motivos?


Como he dicho antes, en julio de 2012, con el gobierno de Rajoy Brey, decidí dejar en suspenso la web sobre Antonio Machado como protesta por la deriva política del gobierno. No solo los españoles de a pie hemos pagado como dóciles ovejitas la descomunal deuda privada de los bancos españoles con los bancos alemanes y franceses —además de "rescatar" bancos quebrados, que por cierto no han devuelto ni un euro (!)—, sino que la llamada "revolución conservadora" ha llevado a cabo, en todas partes, un saqueo y expolio generalizados como no lo ha habido jamás en la historia (Josep Fontana, El futuro es un país extraño, Pasado & Presente, 2013). Saqueo con todas las letras y con el significado que le da el diccionario de la Academia a la voz saquear:  "Apoderarse de todo o de la mayor parte de determinada cosa." Eso es lo que ha hecho en España el gobierno de Rajoy Brey, y además con entusiasmo y saña, obviamente como fiel servidor a las órdenes de quienes mandan. El resultado está a la vista.


Por supuesto, si no es por san BCE y san Mario Draghi, ya estaríamos haciendo compañía a Grecia, y ahora Turquía y Argentina. Pero como todo lo inexorable acaba por llegar, solo cabe esperar que el colapso financiero de los dos billones de euros de la deuda externa de España no coincida con el colapso de la tronada monarquía española, porque entonces será para echar a correr y no parar. El problema es que en España no hay ningún partido político que vea más allá de la punta de su nariz —y algunos como PP y Ciudadanos, ni siquiera eso, reconvertidos ambos en hooligans populistas, a tono con la nueva barbarie euroatlántica—, y nadie trabaja y se prepara para encontrar una salida ordenada a la monumental crisis de Estado en la que estamos metidos.

¿Qué novedades aportan sus dos libros Escritos dispersos y Epistolario al conjunto de la obra investigadora de Antonio Machado?


Primero, en Escritos dispersos se publicaron 43 nuevos textos que no figuraban en la edición de Obras completas de Antonio Machado a cargo de Oreste Macrì (Espasa-Calpe, 1988), y en el Epistolario se incluyeron 51 nuevas cartas que tampoco estaban en la edición mencionada. Por cierto que cuando apareció mi edición en 2001, un reconocido crítico y catedrático publicó una reseña en la que decía que en mi edición "No hay inéditos", lo cual fue destacado por el editor del periódico en una entradilla y letras del cuerpo 28. Es triste, porque tenía en gran consideración al autor de la desdichada reseña, que sin duda se cubrió de gloria. Después de todos estos años, gracias a estas cosas y a otras tanto más penosas, he acabado por darme cuenta de que estoy en España.


Segundo, lo más relevante de estas ediciones es que todos los textos incluidos en ellas fueron cuidadosamente cotejados con sus originales, lo cual no se había hecho nunca. Por lo tanto, los lectores tienen la garantía de disponer de unas ediciones fidedignas de los escritos de Machado, limpios de las infinitas erratas, gazapos y enmiendas que abundan lamentablemente en muchas de las ediciones modernas de las obras de Antonio Machado. Esta labor ecdótica, tan importante, era la primera vez que se realizaba de un modo sistemático. 


Finalmente, las notas a los escritos y cartas aportan, en mi opinión, una útil y abundante información sobre el contexto y las circunstancias de cada escrito. Personalmente agradezco muchísimo las ediciones anotadas, y cuanto más, mejor, aunque por desgracia no son frecuentes, quizá porque nadie tiene la paciencia de dedicarse a ello.
 


II. Antonio Machado en Rocafort y la II República



Antonio Machado en la terracita de Villa Amparo (Rocafort),
hacia diciembre de 1936

La fotografía fue publicada parcialmente (solo la mitad superior) en Vanguardia. Diario del comisariado general de guerra al servicio del ejército del pueblo (Valencia), n.º 6, 26 diciembre 1936, p. 2


¿Cuál es la importancia de la producción machadiana en Rocafort? ¿Y en su biografía personal?

En los escasos dos años y medio de la guerra, Antonio Machado escribió tanto como en el resto de su vida, y ello a pesar de su enfermedad (ya en Valencia sospecho que padecía un grave enfisema pulmonar debido a sus hábitos de fumador empedernido) y de sus achaques propios de la edad. Ahora bien, lo primero que hay que observar es que Machado se puso al servicio y a disposición del gobierno de la República, y es desde esa perspectiva que hay que entender la mayor parte de sus escritos de la guerra (a excepción de las colaboraciones en la revista Hora de España, de carácter más genérico). Son por tanto, en buena medida, escritos de propaganda, y a tono con los discursos y proclamas de dirigentes políticos como Azaña o Negrín. No es casualidad que Machado escribiera el prólogo a uno de los últimos y más importantes libros de Manuel Azaña, Los españoles en guerra (1939), libro rarísimo del cual solo conozco un ejemplar en la Biblioteca de la Universidad de Burgos. En resumen, Antonio Machado fue durante la guerra el más notable propagandista de la República y del gobierno legítimo republicano, y enteramente comprometido con la República. Tanto fue así que murió al liquidarse la República democrática en España.

Actualmente prepara una edición de los Escritos de la guerra (1936-1939) de Antonio Machado, ¿en que momento se encuentra esta obra? ¿Tiene editor?

Ya hace tiempo que tengo reunidos todos los escritos de la guerra de Antonio Machado y ahora me dispongo a anotarlos. Tarea heroica para mí, habida cuenta que no soy historiador. Así pues, me estoy sacando a toda prisa y por mi cuenta la licenciatura en la guerra de España y su decisivo contexto europeo (y atlántico) y espero no decir demasiadas tonterías. La edición contendrá, por este orden, lo siguiente: 1) primero, el cuaderno Madrid (1937), que espero publicar también en facsímil, y el libro La guerra (1937); 2) poesías; 3) escritos dispersos; 4) cartas; 5) manifiestos y declaraciones colectivas que firmó junto a otros Antonio Machado. A lo largo de estos años he encontrado algunos escritos inéditos, aunque no más que en torno a 12 o 15, que ya son muchos, aparte de algunas cartas. No tengo editor, y ya veremos si encuentro alguno, aunque todavía me quedan algunos años de trabajo.

Si finalmente la Generalitat Valenciana adquiere la propiedad de Villa Amparo, ¿cual sería, en su opinión, su función cultural?

Creo que hay un gran interés por Antonio Machado, lo ha habido siempre y probablemente lo seguirá habiendo. Y una de las maneras que tiene ese interés de concretarse es visitando los lugares donde residió Antonio Machado. En mi opinión, los futuros visitantes de Villa Amparo deberían encontrar allí una explicación respecto de qué hizo Machado en Rocafort durante aquellos años, por qué vivió allí, y en general debería explicarse de manera incluso gráfica (con expositores con libros y publicaciones de la época, fotografías, paneles explicativos...) los pormenores de la estancia de Machado en Rocafort y Valencia. Los años de la guerra de España fueron una convulsión tremenda, y ello debería quedar reflejado también en las exposiciones de Villa Amparo.

Son miles de visitas al año, de gentes procedentes de todas partes (la casa-museo de Antonio Machado en Segovia recibe en torno a las 20.000 visitas anuales), y creo que sería muy importante para Rocafort el disponer de este centro dedicado a la memoria de Antonio Machado durante los trascendentales años de la guerra. No olvidemos que, como acertadamente apunta el profesor Manuel Aznar, Valencia fue la "capital de la República".

¿Cómo valora su compromiso con la República?

Desde que tuvo uso de razón, Antonio Machado fue consciente de la profunda injusticia social en España y de la necesidad de un cambio de régimen, el cual pasaba necesariamente por la liquidación de una monarquía que era —y sigue siendo, porque las monarquías no cambian— la garante de que un puñado de sinvergüenzas y privilegiados vivan a costa del sudor de todos los demás. Y no solo vivan, sino que saquean de manera recurrente el país, pues España ha estado en quiebra continuada desde que existe, es decir, desde los Reyes Católicos hasta la fecha, lo cual supone miseria y emigración: y esa, y no otra, es la historia de España bien contada. No es por azar que Antonio Machado encabezara sus Poesías completas con "El viajero", la crónica de su hermano que emigró a América.

Quien tenga el humor de leer los Escritos dispersos de Machado verá con claridad cuáles fueron las preocupaciones de Machado desde su juventud, y entenderá que no fue por casualidad que cuando en 1931 se izó la bandera republicana en el ayuntamiento de Segovia, Antonio Machado estuviera también en el balcón del ayuntamiento segoviano, como tampoco fue por casualidad que cuando los militares rebeldes dieron el golpe de Estado en julio de 1936, Antonio Machado estuviera al lado del gobierno legítimo de la República, con todas las consecuencias.

¿Considera que la actitud de Machado durante la guerra es un referente ético?

No sé muy bien qué deba entenderse por "referente ético". Referente ético son los 140.000 asesinados por los rebeldes franquistas que todavía yacen en las 2.457 fosas comunes y en las cunetas de toda España, y los 120.000 españoles que murieron en España luchando contra el fascismo y en defensa de la democracia, es decir, de la dignidad. Por no hablar de los más de 700.000 españoles exiliados (el llamado "exilio republicano" español de 1939, una auténtica sangría humana), los 300.000 prisioneros que en 1940 había hacinados en casi 500 cárceles, o los 400.000 soldados republicanos internados en un centenar de campos de concentración por todo el país (Enrique Moradiellos, Historia mínima de la guerra civil española, Madrid, Turner, 2016). Lo triste y penoso —e inaceptable— es que después de 43 años de la muerte de Franco todavía no se haya hecho justicia a aquel horrible genocidio, y los familiares de los asesinados no hayan podido recuperar los restos de sus deudos para enterrarlos como es debido. Un hecho que sin duda no es azaroso: el franquismo mantiene los muertos en las cunetas como recordatorio y como humillación permanente de los vencidos.

¿Queda mucho por investigar en la obra de Antonio Machado durante la guerra?

Cuando finalice la edición de los Escritos de la guerra de Antonio Machado quizá pueda responder mejor a esa pregunta. Lo que sí es cierto es que en las últimas dos décadas ha habido un enorme esfuerzo por parte de los historiadores, tanto en España como fuera de ella, y hoy afortunadamente disponemos de estudios rigurosos y documentados, y de una información clara y precisa sobre lo que fue la II República y la guerra de España. Ahora solo falta que la labor de esos historiadores se traslade también al conjunto de la sociedad española.




Imprescindibles
- Javier Pérez Royo, La tabarra del 155 (4-9-2018). Es que PP y C's ya no son partidos políticos, sino hooligans. Es outro nível, que dicen en Brasil. La verdad a medias de la monarquía parlamentaria (8-9-2018), Recuperar el orden constitucional (11-9-2018) y Un escrito para tapar la corrupción (23-9-2018)
- Jaime Pastor, La cuestión catalana. El río y el cauce (5-9-2018)
- Sara Montero, Jorge Cagiao: "España está arruinando el Estado de derecho para conservar la unidad" (10-9-2018) 
- Lorena Ruiz-Huerta García de Viedma, El cinismo como arma de destrucción masiva (17-9-2018) 
- Ignacio Escolar, Pablo Casado y la justicia española (21-9-2018) 
- Suso de Toro, Los lazos rotos (21-9-2018)
- Jordi Barbeta, El búnker judicial (23-9-2018)

Lecturas recomendadas
- Enric Juliana, Lo importante ahora es Europa (4-9-2018) y Vox asoma por la esquina (23-9-2018)
- Editorial / ara.cat, El problema no es el Estatuto, sino el Estado (4-9-2018) 
- Paloma Aguilar, A vueltas con la "comisión de la verdad" (5-9-2018)
- Javier Pérez Royo, Indicador preocupante (7-9-2018), Pregunta a los fiscales (9-9-2018), En Bruselas como en Madrid (14-9-2018), Tesis, másteres y doctorados y Por qué no se va a aprobar la reforma (17-9-2018)
- José Antich, Pasarse de la raya (7-9-2018), Valtònyc, otra banderilla en la credibilidad de España (17-9-2018) y El indulto ni es justicia ni es el camino (22-9-2018)
- Ana Pardo de Vera, Oriol Junqueras: "Volvería a hacer lo mismo para que fuera posible el 1-O" (9-9-2018) 
- Carlos Enrique Bayo, El aparato judicial heredero del franquismo se quita la careta (9-9-2018) 
- Catalunya En Comú, Manifest: 11S - Fem avançar Catalunya (10-9-2018)
- Ada Colau, Barcelona y las libertades (11-9-2018) 
- Josep Ramoneda, Sortir del populisme (11-9-2018) y La derecha se retrata (14-9-2018)
- Fernando López Agudín, La insidia de Rivera (14-9-2018) y El puntapié del Senado al Congreso (25-9-2018)
- Manuel Castells, Después de la Diada (15-9-2018) 
- Fernando Varela, Lola García, autora de El naufragio: "En algún momento se tendrá que votar en Cataluña alguna solución" (17-9-2018) 
- Gutmaro Gómez Bravo, Comparaciones, equiparaciones y omisiones históricas (19-9-2018) 
- Antoni Bassas, Ser juez y parte (20-9-2018)

Otros temas
- Jorge Beinstein, Argentina. Dos tendencias convergentes. En ruta hacia la implosión económica y la explosión social (30-7-2018) 
- Rafel Poch, … Y en Italia se cayó un puente (5-9-2018) y Una guerra contra el proyecto chino (19-9-2018)
- Joseph E. Stiglitz, El mito del estancamiento secular (9-9-2018) 
- Josep Ramoneda, El populismo identitario y sus cómplices (8-9-2018) 
- Carlos Sánchez Mato, Lehman Brothers, que parezca un accidente (15-9-2018) 
- Jorge Fonseca, Argentina desposeída (23-9-2018). Es un buen resumen de cómo se saquea alegremente un país (será por eso que Macri hablaba de "Revolución de la Alegría") en tiempo récord, y se lo destruye, condenando a la miseria a su población por varias generaciones. Si España no estuviera bajo el paraguas de san BCE estaríamos en mucha peor situación que Argentina. Recemos para que la UE no se vaya a pique.


28 de agosto de 2018

(Josep Fontana in memoriam.)


Descansi en pau el millor historiador i el més lúcid que hi ha hagut a Catalunya i a Espanya.




https://twitter.com/AdaColau/status/1034363031936032768







Este lazo amarillo no solo simboliza la justa reclamación por la puesta en libertad de unos presos políticos, es decir, de unas personas que están en la cárcel por razones exclusivamente POLÍTICAS, no porque hayan cometido ningún delito. También simboliza el ansia de democracia y libertad de la sociedad catalana, HARTA de vivir en una monarquía infame, autoritaria, corrupta y podrida hasta la médula.

Imprescindibles
- Jordi Barbeta, El PSOE reina y el rey gobierna (28-8-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, La posverdad suprema (1-9-2018) 
- Manuel Castells, Inhumanos y alienígenas (1-9-2018) 

—Ojalá nos invadieran millones de inmigrantes de todas partes —dijo Meneses—. Por lo menos uno se cruzaría en las calles con personas y gente educada. 

Lecturas recomendadas
- Joan B. Culla, I després de Franco, què? (27-8-2018)
- Carles Mundó, Enterrar a Franco (30-8-2018) 
- José Antich, Cuando el problema no es el máster, sino la ignorancia (30-8-2018) 
- Suso de Toro, Una división profunda (3-9-2018)

8 de agosto de 2018

(Frases célebres, 1.)


Frase célebre, 1: "La ética la marca la ley" (Casado).

 Glosa
1.
Si mentir fuera delito, el PP se quedaba sin dirigentes. Y del PSOE no digo nada. 


Afortunadamente, la ética no marca la ley. Si fuera así, sería una catástrofe, sobre todo para la derecha. Pero tampoco, a la inversa, la ley define los límites de lo ético y no ético, como sueña Casado. Confundir ética y legalidad es un clásico de la derecha (véase el tuit 4). Pero la gente, es decir el pueblo llano, jamás ha confundido ambas cosas. En fin, veamos:

2.
Echarse un sonoro pedo en medio de un restaurante lleno de gente comiendo no es ilegal, pero dudo que los comensales feliciten al autor de la hazaña. No siendo ilegal, ¿por qué Casado no se pedorrea en los restaurantes?

3.
Alguno dirá que "por educación y respeto a los demás comensales". Muy bien. Pues por educación y respeto a los demás también debería dimitir Casado de sus cargos políticos, porque alardear de un título académico regalado, obtenido sin haber hecho ningún mérito para ello, es una falta de respeto para quienes no nos regalan nada, y sobre todo un grave perjuicio para quienes sí han obtenido los títulos académicos con su esfuerzo y como es debido. Por no hablar del grave perjuicio causado a la credibilidad de la universidad española en su conjunto.


Y si no dimite, no apuesto un euro a que un día de esos no se pedorree en los restaurantes.

4.
Confundir ética con legalidad es la seña de identidad de la derecha. También en la dictadura de Franco había leyes. Pero ética, ninguna. Bastaba con cumplir las leyes. Es el paraíso de Casado. La ética, propiamente, era solo para los pobres, o para la chusma, dicho en términos de la derecha. Y esto es así porque en España la gente suele ser decente, todo lo contrario que los encumbrados. Por más que Casado se suba a un carro de paja, hay una distancia insalvable entre él y los campesinos que le acompañan. Esa distancia se llama ética cero, lo cual no obsta al cumplimiento (suponemos) de las leyes.

5.
La mentira sin complejos de la extrema derecha y el cinismo a prueba de misiles de la derecha socioliberal. ¿Es eso lo que debemos elegir?

6.
Que Trump sea presidente de Estados Unidos es legal, pero un auténtico bochorno para los americanos decentes. Y así sucesivamente.

7.
La gente común solemos creer que los encumbrados han llegado a donde están merced a sus virtudes. Pero ¿qué virtudes tiene Trump? ¿Agarrar por el coño a las mujeres (literal:
"grab them by the pussy"), cuando ingenuamente le presentan a alguna? ¿Mentir de manera sistemática y compulsiva? Lo que la gente ignoramos es que al poder se llega más bien por la falta absoluta de virtudes. Las democracias tienen escasos recursos para defenderse de esa catástrofe, e impedir que un amoral sin escrúpulos (en España abundan) llegue a presidente del gobierno. La exigencia de dimisión es uno de esos recursos.

Aunque si no es por el vídeo de las cremas, Cristina Cifuentes jamás habría dimitido ("No me voy. Me quedo..."). Ya dejó ella bien claro en su día, lo mismo que Casado ahora, que a la opinión pública se la pasaba por el forro. Rajoy Brey, tres cuartos de lo mismo, aunque sin vídeo de cremas, sino con una moción de censura providencial: siete años de pesadilla han tenido que transcurrir
y nosotros aguantar desde el Luis, sé fuerte hasta su marcha. Siete años que han convertido al Estado democrático en un chapapote.

8.
"La ética la marca la ley" (Casado). Pues no: la ética la marca la decencia, algo que la derecha jamás ha sabido lo que es, ni le importa un pimiento (véase arriba el tuit 4).

La ley es otra cosa, por ejemplo lo que dictamine el Tribunal Supremo, que ciego como un topo cabe esperar que no vea ni asomo de delito allí donde la jueza de Instrucción ha visto prevaricación administrativa y cohecho impropio, que son los delitos imputados a las otras tres compiyoguis de Casado. Pero el Supremo, ya tal.


9.
Lo peor de que un partido corrupto haya estado tantos años en el poder es que termina por corromper a todo el Estado de arriba abajo. Y si ese partido, además, se siente acosado por la justicia, peor para la justicia, porque no ha quedado de ella nada. Pero eso deberá cambiar, más temprano que tarde, y es por eso que el tiempo de los Casado pasó. Tan joven y ya ha caducado. Y es que afortunadamente la sociedad española ya no tolera ni un átomo de corrupción: de ahí el éxito inesperado de una moción de censura por la que nadie daba un duro. Y no, no me ha dado un ataque súbito de optimismo pueril, o eso espero.

10. (Meneses en clase.)
—García, póngame un ejemplo de algo legal, pero no ético. 
Echarse un pedo en un restaurante. 
Eso acabo de decirlo yo...  
—Un discurso de Trump.
—Un poco borroso ese ejemplo...
Las leyes aprobadas en Dinamarca y ahora en Hungría que castigan a quienes ayuden a los refugiados e inmigrantes irregulares, acusados de tráfico ilegal de personas. Con multa en Dinamarca y con hasta un año de cárcel en Hungría. 
¿Y algo ético, pero ilegal? 
Hmmmm. 
¿...? 
Es que si lo digo a lo mejor me imputan por enaltecimiento... o por injurias a la Corona. 
Pero... ¿coinciden alguna vez ley y ética? 
¡Claro! 
¿Cuándo? 
Cuando los chorizos van a la cárcel. 
Eso, amigo García, de momento está por ver. 


(Continuará.)


Suso de Toro, En tierra ocupada (8-8-2018)
Jordi Barbeta, No es lo mismo plantar flores que arrancarlas (22-8-2018)
 
Los fascistas que pretenden que España siga siendo una monarquía fascista se olvidan que nadie le presta un euro a una dictadura. Y con dos billones de deuda externa, eso sí es una hecatombe. Pero a los muy patriotas fascistas les da igual: ellos tienen su dinero en otra parte.

Respecto a arrancar lazos amarillos es evidente que es una provocación inaceptable y ganas de generar violencia en Cataluña y, en última instancia, destruir la convivencia que es el objetivo último del fascismo en todas partes, para así justificar lo que sea, incluso un golpe de Estado. Si los fascistas desean expresar su opinión, suponiendo que tengan alguna, que llenen todo de banderitas españolas, por ejemplo, siempre que no incumplan las ordenanzas municipales, pero que dejen en paz la libre expresión de los demás. La libertad de expresión es un derecho fundamental (art. 20 CE) y arrancar lazos es un flagrante atentado contra esa libertad de expresión. Aparte que arrancar lazos implica violencia puesto que nadie les ha dado permiso para arrancar ningún lazo. En ese sentido, las declaraciones de la Fiscal General del Estado son ininteligibles: no se entiende cómo puede ser legítimo cometer actos violentos contra otros ciudadanos y atentar contra la Constitución. En definitiva, nada nuevo bajo el sol, porque quienes tenemos algunos años ya hemos vivido la violencia de extrema derecha otras veces.

Lora del Río (Sevilla), principios de junio de 1977. Unos matones entran en un bar, dejan los pistolones sobre la barra, y entre bravatas y amenazas a la clientela del bar, entre quienes me encontraba, arrancan de las paredes los pasquines de propaganda electoral de todos los partidos políticos, todos excepto Fuerza Nueva. Etc. Esos matones son los mismos de ahora, y el gobierno democrático (sic) haría bien en cortar de cuajo la violencia de extrema derecha en Cataluña. Además, es la obligación del gobierno, máxime cuando en esos comandos arrancalazos al parecer participan miembros de paisano de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Empezamos a sospechar que quien manda en España no es el gobierno, sino el Deep State. Porque en España también hay un siniestro Deep State franquista, que se cree con impunidad para hacer lo que le venga en gana. Eso debió acabarse en 1982, y más después del golpe de Estado de Tejero, que todavía está por aclarar, pero Felipe González estaba muy ocupado cumpliendo con Alemania y privatizando todas las empresas públicas. Y de aquellos barros, esos lodos, etc. Desmantelar el Valle de los Caídos no es mal comienzo: veremos si ese gobierno tiene arrestos para hacer lo que debió de haber hecho hace 36 años.

https://www.ara.cat/firmes/ferreres/contra-Ferreres_5_1969653018.html
Ferreres (22-8-2018)

Después de desmantelar el Valle de los Caídos y limpiar de franquistas las instituciones del Estado (ejército, judicatura, alta administración, fuerzas y cuerpos de seguridad...) es evidente que habrá que plantear un referéndum sobre la forma de Estado. De ahí que algunos se pongan nerviosos. Remover el rey equivale a descabezar la corrupción del Estado franquista, el insólito Deep State patrio que ha pervivido hasta hoy, y de qué manera. Pero, o se hace una Transición controlada como es debido, lo cual debió de haberse hecho hace 40 años, o el régimen monárquico colapsará de manera abrupta. Cualquier político responsable, que no sea un hooligan, o un miserable mercenario a sueldo de los fondos buitre, debería estar a favor de la primera opción. Los pasos de esta Transición son obvios: eliminar el fascismo de las instituciones y referéndum sobre la monarquía. Que lo veamos. De momento, PP-C's han abandonado la política para reconvertirse en los nuevos hooligans monárquicos de extrema derecha.



Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Apertura de juicio imposible y Pablo Casado: la ética y la ley (7-8-2018), Condenado a desaparecer (9-8-2018), No se puede jugar con fuego (10-8-2018), El indicador del próximo 17A (12-8-2018), El primer gol vale por tres (15-8-2018), La reaparición del exfiscal general Torres-Dulce (17-8-2018) y Sorpresas judiciales (19-8-2018)
- Elisa Beni, Por la boca muere el pez (8-8-2018) 
- Ángel Munárriz, Antonio Izquierdo: "El sentimiento de amenaza ante la inmigración indica desintegración social" (10-8-2018) 
- Jesús Maraña, Auge y caída de los aprovechateguis (11-8-2018) 
- Sato Díaz, La violencia españolista en Cataluña que no te cuentan en la tele (12-8-2018) 
- José Antich, C's, de partido del no al no partido (13-8-2018) y C's y PP se ahogan sin el 155 (19-8-2018) y ¡Que Europa lo sepa! (22-8-2018)
- Editorial / ctxt, A un año de los atentados de Barcelona y Cambrils, ¿actos despolitizados con el rey? (15-8-2018) 
- Manuel Rico, La Anti-España (17-8-2018) 
- Sato Díaz, Los "¡Viva el rey!" deslucen el homenaje a las víctimas (17-8-2018). Como era de esperar, el homenaje a las víctimas del terrorismo en Barcelona se ha convertido en un vergonzoso acto de exaltación monárquica. Hasta el moño ya de esa monarquía. 
- Jordi Barbeta, Prensa libre y prensa española (19-8-2018) y Franco, la mierda bajo la alfombra (26-8-2018)
- Manifiesto, respuesta colectiva y personal, en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas (21-8-2018) 
- Laura Galaup, El único militar en activo del manifiesto antifranquista: "Llevo 19 años oyendo al romper filas el grito de Arriba España" (22-8-2018). Menos mal que estamos en la OTAN. 
- Elisa Beni, ¿A quién desnuda Llarena? (22-8-2018)
- Julián Casanova, La justicia de Franco (23-8-2018) 
- Emilio de la Peña, El Ibex 35 tiene bula fiscal (24-8-2018) 
- Manuel Rico, Cero euros (25-8-2018) 
- Suso de Toro, Inermes (27-8-2018) 
- Gaspar Llamazares, La exhumación del franquismo (27-8-2018)

Otros temas
- Pietro Basso, Migración, ¿de qué hablamos? Nueva conquista de África y "crisis migratoria" en Europa (7-8-2018)
- Robert Reich, Salarios de supervivencia (11-8-2018) 
- Javier Doz, La UE en zona de riesgo (13-8-2018) 
- Pedro Olalla, Engaño es grande (20-8-2018) 
- Enrique Santiago Romero, El lawfare: guerra jurídica contra la democracia (21-8-2018)  
- Alfredo Serrano Mancilla, La huella invisible de la restauración conservadora en América Latina (22-8-2018)