15 de septiembre de 2017

(La cuenta atrás.)

—El problema del PP y del gobierno no es Cataluña: es la corrupción —dijo Meneses—. Cataluña es solo la excusa para cargarse el Estado de derecho y retroceder a una situación preconstitucional de hecho, todo ello con la finalidad de evitar que, por ejemplo, Ruiz-Gallardón vaya a la cárcel. Y así hasta 65 casos judiciales por corrupción del PP con más de 900 imputados (Irene Montero recitó los 65 casos en su intervención parlamentaria en la moción de censura contra el gobierno el pasado mes de junio). El propio PP como tal partido está imputado en varios casos. Antes que disolver el PP, se opta por disolver el Estado de derecho y la democracia. No es ninguna novedad en el mundo: la Turquía de Erdogan es un ejemplo reciente y cercano.

Y, obviamente, más allá de la corrupción está la cerrada defensa de los intereses de la oligarquía patria.

Sea como sea, en España hemos entrado de lleno en una Dictadura, con la consiguiente conculcación de derechos fundamentales (ver la carta del Síndic de Greuges de Cataluña a instancias europeas). La separación de poderes hace tiempo que dejó de existir. Lo que aguante esta Dictadura dependerá de la sociedad española. Rajoy Brey apuesta por que la sociedad española es franquista, y va a respaldarle. O cree que, en todo caso, la sociedad española no distingue una democracia de una dictadura, o le da igual (*). Veremos. Ha empezado la cuenta atrás.

Copio abajo los enlaces a una carta y dos artículos recientes fundamentales que recomiendo leer varias veces, y muy especialmente la carta firmada al más alto nivel institucional por Puigdemont, Junqueras, Forcadell y Colau, dirigida a Rajoy Brey con copia al rey. Es patente la mano de Ada Colau en la redacción de la carta, y que por mi parte suscribo por entero.

16-9-2017.Añado el comendario de Enric Juliana. Efectivamante, con más de 700 futuros presos políticos en Cataluña, Rajoy Brey lleva camino de dejar a Erdogan como un aprendiz. 

Y el magnífico artículo del profesor Manuel Castells, a quien vengo leyendo desde mi juventud (La cuestión urbana, 1974). Parece mentira que después de tantos años estemos todavía donde estamos. Menudo exitazo de "Transición". ¡Pero si Franco está todavía por enterrar!  

Por último, no podía faltar la filípica de Ramón Cotarelo.

¡Wow! ¡Tampoco podía faltar Beatriz Gimeno en un excelente artículo! 

También Suso de Toro, que finaliza su artículo con esas frases proféticas: "Rajoy es un remedo de Primo de Rivera y Felipe VI de su bisabuelo Alfonso. Cuando cayó Primo se llevó con él la monarquía. Rajoy está muerto políticamente y cuando caiga puede ser que se lleve con él a Felipe." Laus Deo. Con la salvedad de que el rey Gutiérrez era bastante más hábil y cuco, aunque de nada le sirvió. 

Del artículo de Pérez Royo hay que destacar la conclusión: "Se está produciendo de facto una suspensión del derecho de autonomía en Cataluña [...]. La monstruosidad jurídica no puede ser mayor. Por no hablar del destrozo que supone esta manera de proceder para nuestro sistema democrático." Un destrozo que va a tener una enmienda muy difícil. Rajoy Brey, a quien tanto se le llena la boca con "la ley", prefiere actuar al margen de ella y echar mano de la discrecionalidad del poder, el "ordeno y mando" y hago lo que me da la gana, que es lo suyo.

(*) No es tan descabellado el planteamiento de Rajoy Brey el Sensato, considerando que nos hemos dejado robar decenas de miles de millones de euros delante de nuestras narices y ni siquiera nos hemos enterado: al contrario, seguimos votando al PP, un hecho insólito y extraordinario en todo el orbe conocido y que los sociólogos aún no han logrado explicar.

Lecturas recomendadas
- Puigdemont y Colau piden por carta al rey y a Rajoy una salida a la cuestión catalana (15-9-2017) 
- Enric Juliana, La carta de la negociación (16-9-2017)
- Manuel Castells, Represión (16-9-2017) 
- Ana Pardo de Vera, La revolución catalana (14-9-2017)
- Fernando López Agudín, El lapsus catalán de Felipe VI (15-9-2017)
- Ramón Cotarelo, El argumento del matón (16-9-2017)
- Beatriz Gimeno, El referéndum catalán desde el activismo lgtb (15-9-2017) 
- Suso de Toro, Ese trasatlántico hacia su iceberg (17-9-2017) 
- Ramón Zallo, Manifiesto contra el referéndum catalán. El manifiesto de la desfachatez (18-9-2017)  
- Javier Pérez Royo, ¿Por qué razón inconfesable el gobierno no ha recurrido todavía al artículo 155? (18-9-2017)

14 de septiembre de 2017

(Derecha cuartelera.)

—"El gobierno [...] tiene sin estrenar otra de sus capacidades, la más específica, la del diálogo político" (Iñaki Gabilondo). No puede. La derecha española, desde los tiempos de Maura, es impotente para la política. Negada cien por cien. Lo suyo es el "ordeno y mando" y reducir todos los problemas a problemas de orden público. El propio Rajoy Brey no es más que un cabo chusquero que lo remite todo al cumplimiento estricto de las Ordenanzas, lo que él llama "la ley". Es una derecha cuartelera. Su enseña es el "¡Se sienten, coño!". Y menos mal que los bancos y algunas empresas del Ibex le traen los decretos listos para publicar en el BOE. La política no existe para la derecha española. Además, política, ¿para qué? El PP debe disolverse —concluyó Meneses—, que tampoco ha sido nunca un partido sino más bien una partida, y hay que fundar un partido conservador como es debido, es decir, alejado tanto de la delincuencia común como del fascismo ("franquismo", para los hinchas locales). 

El gran fracaso de la democracia española, que pasará a la historia, es que el PP no haya sido disuelto, de lo cual todos somos responsables, desde los demás partidos políticos, el Poder Judicial y, en primer lugar, la propia sociedad española (ver el post "Día sí, otro también, el PP seguirá hundiéndose sobre la cabeza de Rajoy Brey").

Lecturas recomendadas
- Iñaki Gabilondo, ¿Enfriará o calentará? (14-9-2017) 
- Ramón Cotarelo, Últimas noticias sobre la dictadura (14-9-2017)

(Pablo Iglesias, catalán de pro.)

—Estoy completamente de acuerdo con lo expresado por Pablo Iglesias en esos tuits —dijo Meneses—. Es de celebrar que, por fin, se haya enterado de cómo van las cosas por aquel "rincón". No es fácil. Pero tiene el premio adicional de que si entiendes Cataluña, entiendes mejor España.

Lecturas recomendadas
- Pablo Iglesias explica en ocho tuits su posición sobre Catalunya (14-9-2017)

12 de septiembre de 2017

(El referéndum, kilómetro 0 del proceso constituyente en Cataluña.)

"Sin referéndum falta el oxígeno imprescindible para que pueda existir
un debate político" (Javier Pérez Royo)


—Los catalanes nos hallamos inmersos en lo que podemos calificar de proceso constituyente, el cual debería desembocar en una nueva relación de Cataluña con el Estado. Lo aberrante es que este proceso constituyente se organiza al margen del Estado, con lo cual queda exclusivamente orientado de manera perversa hacia la independencia de Cataluña, negando los derechos políticos a gran parte de los catalanes, no independentistas (de momento). El primer responsable de esta aberración es, desde luego, el gobierno del Estado, el cual ha cerrado todas las vías de solución política, empezando por la indispensable negociación de un previo referéndum en Cataluña para que los catalanes decidamos si queremos seguir formando parte del Estado o no.

Este referéndum, realizado de forma pactada con el Estado y cumpliendo con todos los requisitos que recomiendan las convenciones internacionales al respecto, es el kilómetro 0 de un inevitable proceso constituyente en Cataluña acordado con el Estado. Es una reclamación mayoritaria de los catalanes, y lo fuerte es que tarde o temprano estoy convencido de que tendrá lugar, porque en un Estado democrático no es posible ningunear de manera permanente la voluntad de prácticamente toda la población de una Comunidad Autónoma. Sin embargo, si se impide el referéndum, como parece ser la determinación del gobierno, el independentismo acabará por asfixiar todo el espacio político en Cataluña, y si eso ocurre será muy difícil o imposible una salida al conflicto: este quedará enquistado de manera crónica entre un Estado represivo (¿contra quién?, ¿contra el 80 % de los catalanes?) y una Cataluña con el independentismo como única opción política aceptable. Esta situación es, evidentemente, la peor pesadilla, tanto para Cataluña (dividida y enfrentada políticamente) como para España, enfrentada de manera estúpida contra Cataluña. Y ahí, por el momento, es donde estamos. Y aunque el gobierno del PP crea que puede obtener réditos políticos de este indeseable y peligroso conflicto, se equivoca completamente.

¿Qué debería hacer el gobierno del Estado, sea del color que sea? Dejarse de "Frentes Nacionales" y ESCUCHAR A LOS CATALANES. Negociar el referéndum que reclama el 80 % de los catalanes, y que, como dice Pérez Royo en su artículo, es la CONDICIÓN SINE QUA NON para una solución política (es decir, pacífica) al conflicto de Cataluña. Si este referéndum no se lleva a cabo, lo único que conseguirá la política "neocolonialista" represiva del PP en Cataluña es dejar sin discurso a los no independentistas y ceder todo el campo político a los independentistas, con lo cual el conflicto se enquistará y envenenará, con consecuencias imprevisibles y desastrosas para todos. La cerrazón del gobierno a permitir un referéndum, ciega todas las vías de una solución política en Cataluña pactada con el Estado, y entrega todo el protagonismo a la acción unilateral del independentismo que, como es previsible, irá en aumento.

¿Cómo se ha llegado a esta situación límite en Cataluña? El origen está en la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 sobre el Estatut d'Autonomia de Catalunya, todo un "golpe de Estado" (ese sí) que destruyó el autogobierno de Cataluña y por extensión el Estado de las Autonomías: otra hazaña de Aznar, el mismo que ponía los pies sobre la mesa del rancho de Texas. De manera que el Estado impuso a Cataluña el Estatut que le dio la gana, eso sí, con la esperanza de que los catalanes tragáramos, porque al fin y al cabo para algunos hooligans de la política como el supracitado, lo mismo da Julio César que Julián Cerezas y Estado de las Autonomías que Estado unitario, pero no fue así. Los catalanes nos negamos a aceptar este retroceso a una situación preconstitucional y a un Estado centralista de hecho: o hay autogobierno como es debido en Cataluña, o habrá conflicto. Creo sinceramente que a todos, tanto españoles como catalanes, nos conviene la primera opción, lo cual implica buscar soluciones políticas al conflicto, que las hay, y dejarse de represión judicial, guardias civiles, y lo que es peor, calificar a los catalanes de "radicales", según Rajoy Brey: ya sólo nos faltaba a los catalanes que el gobierno, este gobierno además, nos insulte. Ahora bien, si el gobierno del PP no mueve un dedo para abrir una vía política, entonces habremos de concluir que lo que le interesa al PP es precisamente el conflicto (véase el post "Nerón en La Moncloa"). Muy mal asunto. Y si encima ese gobierno incompetente e irresponsable es apoyado por los mariachis del PSOE y C's, el nuevo "Frente Nacional", tenemos el desastre garantizado.

Seguiremos, pues, en la misma dinámica de pesadilla desde que Rajoy Brey ocupó La Moncloa, es decir, una dinámica de feedback entre el gobierno pirómano del PP y el independentismo en Cataluña: el PP alimenta el independentismo catalán (este se ha más que duplicado de manera espectacular desde un 20 % al 47 % actual en solo seis años de gobierno del PP, y de seguir así no es ninguna broma que pueda llegar al 70 %), y el independentismo catalán alimenta al PP, el anticatalanismo y el ultranacionalismo español, y en última instancia al Estado predemocrático y autoritario que es a donde pretende llevarnos la derecha (sin excluir a la derecha catalana, que es tanto o más derecha que la española, aunque ahora se envuelva en la bandera catalana). Una dinámica infernal de extrema pesadilla.

Nota bene para energúmenos patrios, que siempre hay alguno.—Si alguien cree que la "mano dura" es la única solución al conflicto de Cataluña, como si Cataluña fuera la última colonia africana, debería pedir cita a un médico alienista.

https://www.republica.com/2017/09/08/la-vineta-indefinicion/

Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Condición sine qua non (11-9-2017)
 

10 de septiembre de 2017

(Nacionalismo (fascista) español por un tubo.)

—No tengo más remedio que aplaudir el artículo de Ramón Cotarelo —dijo Meneses. Total: ha empezado la Dictadura. Prietas las filas el Frente Nacional del PPSOE-C's. El Régimen muestra su verdadera cara tras el falso blanqueo democrático. No habrá represión militar en Cataluña, ni generales Martínez Anido (no por falta de ganas, sino porque estamos en Europa y no conviene meter ruido), pero sí judicial. El reloj de la cuenta atrás se ha puesto en marcha. Alguien, en alguna parte, está afilando el lápiz para proclamar otra Delenda est Monarchia (*).

(*) José Ortega y Gasset, El error Berenguer, El Sol, 15 noviembre 1930.

Lecturas recomendadas
- Ramón Cotarelo, No entendéis nada (10-9-2017)
- Juan Carlos Monedero, Podem, Catalunya y la refundación de Podemos (10-9-2017)
 

7 de septiembre de 2017

(Paga y calla.—A vueltas con el "rescate".)

—Como decía Aristóbulo de Juan, los problemas de los bancos sólo se arreglan con dinero. Así que frente al agujero de Bankia y otras entidades financieras, el dilema era bien simple: a) o pagaban el roto los accionistas de los bancos, b) o lo pagábamos los tontos habituales. El gobierno de Rajoy Brey lo tuvo claro: los tontos habituales. Y procedió a una confiscación por narices de nuestros bolsillos y ahorros (presentes y futuros). Para algo habíamos de servir los españoles. Esta es la historia, y este es el cuento para que se lo contemos a nuestros nietos, los cuales todavía alcanzarán a pagar también ellos el "rescate" bancario.

... Que no son esos 62.295 millones de euros, sino algo más. Pero esta es otra historia. Aunque no resisto la tentación de adelantar una pregunta: ¿qué nos costó la visita de Mutti Merkel a Santiago de Compostela en agosto de 2014, con paseo campestre en compañía de Rajoy Brey y besuqueo al santo Apóstol en la catedral? Porque esta visita fue en agradecimiento por la liquidación de "nuestra" deuda ("nuestra": es decir, la deuda de los bancos y cajas españoles) con los bancos acreedores alemanes. Ahora bien, la pregunta es: ¿qué monto de deuda les quedó pillada en 2008 a los bancos y cajas españoles con los acreedores alemanes y franceses? Porque ese fue el "rescate". Creo recordar que un estudioso de esos temas cifraba la deuda de bancos españoles con acreedores alemanes, en 2008, en 160.000 millones de euros, con bancos franceses 200.000 millones, y con bancos estadounidenses 140.000 millones...: unas cifras de vértigo (*) (cifras que conviene cotejar con el coste de la corrupción en España, estimado en 203.205 millones de euros, aunque esta es también otra historia). No está mal el regalo de Rajoy Brey a Mutti Merkel a nuestra costa: 160.000 millones de euros. Bien valía una visita al Apóstol. "Me llevo un recuerdo para toda la vida", declaró Mutti Merkel antes de regresar a Alemania. Y algo más que un recuerdo, también.

A nosotros, los pagafantas habituales, el regalo de Rajoy Brey nos ha costado un incremento de la deuda pública de infarto y hachazos en sanidad, educación, pensiones y donde han querido.

Pero lo fuerte de esta historia es que los bancos insisten en que no van a devolver ni un euro del astronómico "rescate", salvo la caridad, o lo que les dé la gana. Y el gobierno, tan ancho. Insólito. ¿Cómo llamar a eso? ¿Robo? Robar: "Tomar para sí lo ajeno, o hurtar de cualquier modo que sea" (DRAE). No se me ocurre otro calificativo (**).

Ya Miguel de Unamuno, en En torno al casticismo (1895), arremetía contra el pueblo que "paga, ora y calla". ¡Qué grande Unamuno, y lo que hubiera dicho de haber vivido ese atraco! Pero, como decía, esa es otra historia.

(*) Ignacio Muro Benayas, Grecia, España y la reestructuración de la deuda: ¿llegamos tarde? Por su parte, el experto alemán Harald Schumann apunta en una interesante entrevista que "entre 2005 y 2008 bancos alemanes y franceses colocaron 320.000 millones [de euros] en España, gran parte en inmobiliaria": ver Rafael Poch, Entrevista a Harald Schumann: "En la zona euro aún se piensa en términos nacionales, y los peores en eso son los alemanes" (27-4-2013).

(**) En su artículo, Marta Garijo y Raúl Sánchez apuntan que los bancos no devolverán las ayudas porque las inyecciones de dinero para el saneamiento de los bancos y cajas quebrados, fueron anteriores a su venta. Qué bonito, ¿no? Si esto es así, todavía es más irritante el atraco, porque alguien debería explicarnos por qué se ha regalado nuestro dinero a los bancos. Y si se trata de una confiscación de nuestros ahorros, por qué, para qué y a cambio de qué esa confiscación. Digamos que en todos los países en que el Estado ha debido rescatar a los bancos, los bancos han devuelto el dinero del rescate, y con intereses, menos en España. Ya sabíamos que somos un país de tontos, pero cuesta aceptar hasta qué punto. 

Resumiendo: el "rescate" bancario español ha sido probablemente la mayor confiscación a los ciudadanos en la historia de España, después de la confiscación de bienes a los judíos por los Reyes Católicos. Sigámosles votando, que vamos "en la buena dirección", sobre todo algunos.

Lecturas recomendadas
- Marta Garijo / Raúl Sánchez, Así se repartió el dinero del rescate financiero banco a banco (7-9-2017)

6 de septiembre de 2017

(Nerón en La Moncloa.)

—El gobierno del PP no se conforma con un 50 % de independentistas en Cataluña: quiere alcanzar el 80 %, y a fe que lo conseguirá. En poco tiempo el gobierno de Rajoy Brey ha logrado estrechar el espacio político en Cataluña hasta tal punto que ya ninguna opción política que no sea la independentista, tiene cabida. Catalanes que jamás habían pensado en la independencia, ahora votarían por ella. Ada Colau y su formación política lo tienen cada vez más difícil, y ya no saben qué equilibrios hacer para mantenerse a flote en ese encrespado océano independentista. El gobierno del PP ha conseguido en solo seis años lo que no ha conseguido Esquerra Republicana de Catalunya en 40 años. Ahora bien, algún ingenuo quizá se pregunte: ¿qué gana el PP con incendiar Cataluña con el independentismo? ¿Se ha vuelto loca la derecha española? ¿Son idiotas? No. O no del todo. El incendio de Cataluña es intencionado, y los beneficios para el PP son estos, y por este orden:

1) Tapar la corrupción. Es todo un clásico: Nerón pegó fuego a Roma para desviar la atención de su gobierno y poner el foco en la secta cristiana, el PP incendia Cataluña para desviar la atención del problema número uno del partido: la corrupción. Hasta Erdogan dio un golpe de Estado en Turquía con el mismo fin. El gobierno del PP se ha erigido en baluarte frente al independentismo y el secesionismo catalán, y en férreo defensor de la sacrosanta unidad de España. No hay patriota español bien nacido que esté en contra de esto. Y ello es así hasta tal punto que estamos dispuestos no sólo a olvidarnos de la corrupción del PP, sino hasta de perdonarle lo que sea. Pero para ello es necesario previamente el incendio independentista en Cataluña.

2) El PP sí nos representa. El gobierno del PP ha conseguido que nos olvidemos no sólo de la corrupción de su partido, sino de todo. Hasta nos hemos olvidado del paro y la precariedad laboral, ya no importan las delirantes declaraciones de Fátima Báñez y demás ministros del guiñol: pueden decir las sandeces que se les ocurra, que todo se lo disculpamos. Ya no es el 15-M quien tiene el discurso en política: el populismo nacionalista de derechas, la catalanofobia, la cerrada defensa a ultranza de la unidad de España, todo ello amplificado por la totalidad de los medios de comunicación mercenarios, han arrebatado el discurso a la izquierda, que de repente ha enmudecido. Porque el único problema ahora parece ser el independentismo catalán que pretende romper España. No hay más discurso político. PSOE y C's se han sumado con gusto a esa nueva orgía nacionalista. La izquierda se ha quedado en el limbo.

Al fin y al cabo, el ir contra Cataluña es un clásico de la derecha española: todo el nacionalismo protofascista español de Primo de Rivera se forjó a la contra de Cataluña y del nacionalismo catalán. Aunque, sea dicho de paso, de poco le serviría a Primo de Rivera y menos a Alfonso XIII que unos años después tuvo que hacer las maletas: aviso para navegantes.

3) Cargarse el Estado de derecho y la democracia. El fin justifica los medios. De manera que si para preservar la "indisoluble unidad de la Nación española" (art. 2 CE) hay que cargarse el Estado de derecho y la separación de poderes, ningún problema. La unidad de España está por encima de cualquier otra consideración. Si hay que poner al Poder Judicial, al Tribunal Constitucional, la Fiscalía... a los pies del Ejecutivo, se hace. Antes que disolver el partido corrupto, se disuelve la democracia y el Estado de derecho. Es la gran aspiración de la derecha española, que jamás ha dejado de ser franquista: cargarse la democracia. Retroceder al Estado predemocrático, sin complejos. Regresar al paraíso perdido franquista de la corrupción, la impunidad y el privilegio de unos pocos. Es la orgía de la restauración neofranquista del PP, el que detiene y entrega a Turquía a disidentes turcos, el compi yogui de Macri en Argentina y Temer en Brasil. El sabueso al servicio de las oligarquías depredadoras de dentro y de fuera y el sicario del Imperio. Y todo ello con la colaboración entusiasta del PSOE y C's, el nuevo Frente Nacional, como dice Ramón Cotarelo. Pero para ello es necesario previamente el incendio independentista en Cataluña, que es la excusa perfecta para esta involución a la nada predemocrática.

Estos son los beneficios que el irresponsable gobierno del PP calcula que obtendrá gracias al incendio independentista en Cataluña. Por de pronto, el gobierno sueña con convertir su incompetencia política en oro electoral. Pero está todo por ver, y el desastre que se nos viene a todos encima (a todos: catalanes y españoles) se le volverá al gobierno en contra. Sea como sea, el deterioro al que el gobierno del PP está llevando al país, es brutal.

De momento, el incendio de Cataluña ha empezado. Los nuevos discípulos de Nerón lo contemplan entusiasmados desde el balcón de La Moncloa. Algunos insensatos, aplauden.

P.D. Respuesta a Iñaki Gabilondo: "Ayer se consumó el mayor fracaso de la historia de la democracia española." Cierto, tanto como el sol que nos alumbra. Pero ¿qué "democracia española"? ¿Hay todavía una "democracia española" después de ese gobierno del PP? ¿Queda todavía un átomo de democracia? Me temo que la democracia española ha fracasado, pero el fracaso viene de bastante atrás: de cuando Rajoy Brey el atrapasobres debió de haber dimitido y no lo hizo, y de cuando el PP como partido o partida corrupta hasta la médula debió de haberse disuelto motu proprio o de oficio y no se disolvió. Este es el fracaso de la democracia española. Lo que ha venido luego y lo que venga no son más que corolarios.

Dicho esto, me adhiero al cien por cien al editorial de ctxt (ver abajo).

Lecturas recomendadas
- Iñaki Gabilondo, Cuesta abajo y sin frenos (6-9-2017) y Ruptura consumada (7-9-2017)
- ctxt, Editorial. Cerriles contra demagogos: siéntense a negociar un referéndum de verdad (6-9-2017)
- Ramón Cotarelo, "¿Es una algarabía? No, Sire, es una revolución" (7-9-2017)
- Maria Macià, Süddeutsche Zeitung, el diario líder alemán, culpa a Rajoy de empeorar el conflicto con Catalunya (7-9-2017) 

5 de septiembre de 2017

(Marear la perdiz, por un lado, y defensa cerrada de la España Una, por otro.)

Periodista.—¿Cuántas naciones hay en España?
Pdr Snchz.—Todas las naciones son España.

—Cuando se parte de la premisa de un disparate como lo de España como "nación de naciones" —dijo Meneses—, es inevitable concluir con un disparate mayor: "Todas las naciones son España." Es ya la metafisica del dislate. ¿Qué será lo próximo? Porque Pdr Snchz lleva camino de dejar a Kant en ridículo.

Mi respuesta a la sencilla (y lógica) pregunta de la periodista, que ni Pdr Snchz ni nadie en el PSOE van a responder, es esta: en España, que es un Estado y no una nación, hay dos naciones: Cataluña y País Vasco (ver el post "España no es una nación"). Ello no obsta a que pueda haber otras naciones, por ejemplo Galicia. O Pedrosillo, respondiendo a Alfonso Guerra, si así lo determina la gran mayoría de pedrosillanos. Es sencillo. Ahora bien: esa teoría no casa con la España Una, y ahí está todo el problema. Porque los fascistas patrios (digamos las cosas por su nombre) se emperran con la "nación española", que además, por cierto, ni existe ni ha existido nunca. Y menos, Una. Pues habrá conflicto territorial hasta el fin de los tiempos, porque la "nación española" es radicalmente incompatible con todo.

Quiero decir con todo esto que el problema es Cataluña y el País Vasco, y es a ello a lo que hay que dar solución, y no irse por los cerros de Úbeda con "nación de naciones" y similares. Por lo menos tengamos la buena voluntad política de no desvariar, porque ya bastante complejas son las cosas como para dedicarse a averiguar el sexo de los ángeles.

Otra cosa es el difícil problema de la "residenciación del poder", dicho en términos de Javier Pérez Royo, que es donde está la madre del cordero y en lo cual no voy a entrar. Eso corresponderá a los políticos: es decir, a los políticos en serio, no a las sombras de zombis que hoy pululan por La Moncloa, Génova y Ferraz. Crucemos los dedos.

Ahora bien: mientras Pdr Snchz se dedica a marear la perdiz con sus desvaríos seudo "plurinacionales", está en perfecto acuerdo con Rajoy Brey y C's en la defensa cerrada de la España Una: es el "bloque constitucional" de PPSOE-C's del cual tendremos mucho que hablar de aquí en adelante. Ya hace tiempo que dijimos que, llegado el caso, el PSOE no estaría por ninguna solución, sino por la defensa a ultranza de la monarquía y la España Una. Es el partido del Régimen, y nadie espere otra cosa (ver el post "El PSOE ha puesto un huevo plurinacional" y también "Estado plurinacional vs. nacionalismo fascista español"). (PD. Respuesta a Ramón Cotarelo: es que el PSOE nació ya suicidado en 1974: este es el quid.)

Lecturas recomendadas
- Ramón Cotarelo, Qué manera tan absurda de suicidarse (5-9-2017) 

4 de septiembre de 2017

(Penúltima advertencia.)

—El problema de Cataluña es muy sencillo: o hay autogobierno como es debido, o habrá independencia. No hay más opciones. Ahora bien, si Rajoy Brey cree que a base de represión y machacar a Cataluña, los catalanes nos vamos a olvidar de nuestro autogobierno, se equivoca. No estamos en tiempos de Primo de Rivera. Y el desastre a que nos conduzca el gobierno inepto del PP arrastrará a la monarquía.

En España, la Iglesia católica ha actuado siempre como cabeza pensante de la derecha. Pero desde la muerte de Franco la Iglesia está recluida en sus cosas, y así seguirá mientras no le toquen el bolsillo. De manera que la derecha española es un pollo descabezado. Pero como en política hay que tener la cabeza muy bien puesta en su sitio, ahí está el resultado. Cualquier conflicto político es reducido a un problema de orden público, que es lo único que entiende la derecha, y todo lo que hace —es decir, todo lo que no le traen listo para publicar en el BOE desde los bancos o algunas empresas del Ibex— es un cúmulo de disparates. Así pues, la esperanza para una solución al conflicto de Cataluña es remota.

Si a ello le añadimos que el PP sueña con sacar réditos políticos de la catalanofobia y se dedica a enconar el conflicto tanto como puede, el desastre está garantizado. En otros países de nuestro entorno ya habrían encerrado a más de uno en un establecimiento para alienados.

¿Y ahora entonces qué? Ahora HAY QUE ESCUCHAR A LOS CATALANES. Lo pongo hasta  en mayúsculas. De lo contrario nos vamos todos a pique. No será que no se haya avisado cien veces.

Lecturas recomendadas
- Iñaki Gabilondo, Ya no hay vuelta atrás (4-9-2017) 
- Javier Pérez Royo, Ya no es posible (30-12-2016)
 

(¡Lástima!)

—He aquí un brillante artículo —dijo Aquilino, ex redactor de El Liberal—, destrozado en el último párrafo. Veamos: ¿ha habido o no manipulación por parte del gobierno? Si la ha habido, sobra la alusión a los Mossos en el último párrafo. Porque los lectores sacarán la conclusión de que todos manipulan, y esto no es así. ¡Con lo fácil que era no mencionar a los Mossos! Guardo el artículo para exponer a mis alumnos como ejemplo de catástrofe en la antepenúltima frase.

Lecturas recomendadas
- Milagros Pérez Oliva, Lo que cuesta desmontar las mentiras (2-9-2017)