30 de noviembre de 2018

(¡Es la monarquía, estúpido! - 2.)



TV3 a la carta / Els matins, Entrevista a Javier Pérez Royo (29-11-2018)

 Ángel Munárriz, Javier Pérez Royo: "Si Estrasburgo le ha dado amparo a Otegi, a los presos del procés ni te cuento. El juicio es una temeridad" (8-12-2018)




TV3 / FAQS, Iñaki Anasagasti: "El 3 de octubre a Felipe VI lo único que le faltó es salir vestido de militar" (2-12-2018)



Lo más importante que nos dirán las elecciones andaluzas es hasta qué punto llega el odio contra Cataluña, lo que equivale a decir hasta qué punto llega el fascismo en Andalucía, buen anticipo de lo que pueda dar de sí el fascismo en el resto de España. Y ya podemos prever que el resultado será bastante bueno, porque eso de señalar a un enemigo como el culpable de todos los males y en Andalucía hay muchos males ha dado siempre muy buenos resultados, en España y en todas partes, y más si ese enemigo ha sido señalado desde las alturas por el augusto dedo.

Desde luego, en ese sentido PP, C's y Vox se han empleado a fondo. Sería bueno conocer quiénes financian el fascismo en España. Tanta transparencia y estamos a oscuras. Sea como sea, la banda de delincuentes que mangonea España está convencida de que llevar a la ruina el país y liquidarlo a precio de saldo es un excelente negocio. No somos distintos a Argentina y Brasil.

Yo no sé si un día veré la III República concluyó Meneses—. Lo cierto es que hoy por hoy
estamos más cerca de ver la subasta del Museo del Prado y Andalucía convertida en una narco-comunidad autónoma, dos desgracias a la vuelta de la esquina. Quizá no seamos una República, pero sí seremos un reino fallido. Fallido y expoliado.

(2-12-2018, por la mañana)


Ahora es cuando Rivera les enseñará a pescar a los andaluces. 

(Vox.) 
Respecto de Vox, poco hay que decir. Nada que ver con la extrema derecha de Euroatlántida. Vox es monárquico, ultracatólico, ultraconservador, ultranacionalista y ultracasposo. ¿Qué tiene que ver eso con la extrema derecha europea? Nada. Más bien tiene que ver con el fascismo supremacista de Bolsonaro, si sustituimos la Iglesia evangélica brasileña por la católica y apostólica española. Vox es una pesadilla que, de momento, rebaña los votos de la gente desesperada, harta de los partidos políticos que no mueven un dedo si no es para enriquecer a la delincuencia de dentro y de fuera. Eso es lo único que tiene en común con el fascismo de por ahí. Se presenta como antiestablishment y es lo más carca, retrógrado y proestablishment que cabe. ProUSA, proOTAN, proUE, probanksters, proFMI. Forzando mucho la comparación, es el ultraconservadurismo católico de Antonio Maura en vaqueros de marca y zapatillas deportivas, pero no educado y culto como Maura, que podía mantener correspondencia con Pérez Galdós, sino hooligan, zafio, y con una buena dosis de matonismo falangista. En fin, vale. Al final, las banderas no se comen, ni la española ni ninguna.

Por lo demás, toda la derecha española mama de la misma teta. Otro punto en común con el fascismo de por ahí. 


Si ese es el futuro que nos espera en España sentenció Meneses vamos a retroceder no al franquismo, como temen algunos, sino a Atapuerca. Tuviera tan clara la quiniela. Pero ya he repetido otras veces que arruinar y hundir un país en la miseria es el mejor negocio para algunos delincuentes, esos mismos que financian el fascismo.

Por desgracia, hay mucha gente que está convencida de que todos los problemas se arreglan con mano dura apostilló Barrantes. Y eso es extremadamente peligroso. Porque la mano dura será siempre contra nosotros.




Esto es Vox: una máquina de sembrar el odio en la sociedad, contra inmigrantes, contra "podemitas", contra "separatistas", contra homosexuales, contra feministas... contra todos y cualquiera que no berree bien alto ¡Viva España! y sea católico integrista y monárquico. Sembrar el odio y la violencia en las calles y entre la gente para luego justificar la mano dura, que no es el recorte de derechos, sino la supresión lisa y llana de derechos y libertades. Si alguien no sabe qué es el fascismo, es exactamente esto.

Véase "Tú a mí no me tocas, porque soy una mujer española" (6-12-2018). 



 Sami Naïr, Qué hay detrás del discurso del odio (9-12-2018)

Alberto Garzón, De la banalización del fascismo a la normalización de la extrema derecha (9-12-2018)



Imprescindibles
- Francisco Espinosa Maestre, Franco, Queipo, la Iglesia… y la España soñada (28-11-2018)
- Ignacio Escolar, Jugar con el fuego de la extrema derecha (2-12-2018) 
-  Sami Naïr, El porvenir del populismo neofascista (3-12-2018)  
- Ignacio Sánchez-Cuenca, Vox y nacionalismo español (5-12-2018) 
- Joaquín Urías, Un Constitucional en decadencia (4-12-2018) 
- Javier Pérez Royo, El discurso del rey (6-12-2018)

Lecturas recomendadas
- José Antonio Martín Pallín, Franco, los obispos y el Valle (28-11-2018)
- Aleksandro Palomo Garrido, El secreto de la recuperación económica en España y su coste (28-11-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, La encrucijada del PSOE (1-12-2018) 
- Elvira Lindo, La fiesta de la banderita (2-12-2018) 
- Javier Pérez Royo, Doble perversió (2-12-2018), Un 28F invertido, TV3 a la carta / Tot es mou, Entrevista a Javier Pérez Royo (3-12-2018), Tres indicadores de crisis constitucional (5-12-2018) y La Sexta / Al rojo vivo, El análisis de Javier Pérez Royo sobre Andalucía: "O es Juanma Moreno, o hay repetición de elecciones" (6-12-2018) y La vía eslovena (9-12-2018)
- Lola García, Las lágrimas de Boabdil (3-12-2018) 
- Jordi Barbeta, Lo que se nos viene encima (3-12-2018) 
- Juan Domingo Sánchez, Andalucía: de como el fin de un partido-Estado engendra una extrema derecha (4-12-2018) 
- Enric Juliana, Las Cinco Llagas (6-12-2018) y Voxitis (8-12-2018)
- Braulio Gómez Fortes, Los de arriba no se pierden ni una fiesta de la democracia (5-12-2018) 
- Jaime Pastor, 40 años de la Constitución. Los frutos amargos del "consenso" (6-12-2018) 
- Miquel Ramos, Vox. Fascismo y responsabilidad compartida (6-12-2018) 

Otros temas
- Rafael Poch, El parte de la victoria (29-11-2018) y Hacia una crisis de régimen en Francia (5-12-2018)
- Manuel Castells, Medellín vive (8-12-2018) 
- Pauline Bock, La revuelta de los chalecos amarillos es el equivalente francés del Brexit (10-12-2018)

2 de noviembre de 2018

(¡Es la monarquía, estúpido!)



Declaración institucional de la alcaldesa Ada Colau con motivo del escrito de acusación de la Fiscalía del Tribunal Supremo contra los presos políticos independentistas catalanes (2-11-2018)

Traducción al castellano de la declaración institucional de Ada Colau, realizada por mí a partir del vídeo anterior:

Con motivo de la presentación de las acusaciones de la Fiscalía y la Abogacía del Estado contra los dirigentes políticos y sociales independentistas, como alcaldesa de Barcelona, capital de Cataluña, deseo manifestar lo siguiente.

Mostramos nuestro rechazo frente a unas acusaciones que consideramos infundadas y claramente desproporcionadas. Nos hallamos ante un retroceso del Estado de derecho que responde más a una voluntad de venganza que a la voluntad de hacer justicia. La exigencia de responsabilidades penales ha de hacerse siempre con respeto estricto de las leyes penales y procesales de obligado cumplimiento. Por el contrario, nos hallamos ante una desviación flagrante del derecho penal frente a unos hechos que no son perseguibles en otros países europeos: los diferentes tribunales europeos que han intervenido en este conflicto, han puesto de relieve esta realidad.

Expresamos nuestra preocupación por la criminalización de los adversarios políticos y la degradación democrática que representan los escritos de acusación que hoy hemos conocido. Instamos a la Abogacía del Estado y a la Fiscalía General a que reconsideren su acusación, ajustándose a los principios democráticos de intervención penal mínima y proporcionalidad en la aplicación del Código penal.

La cuestión que nos ocupa ha de resolverse por la vía política, no por la vía de los juzgados, y menos aún por la vía penal. En este sentido, hoy cabe recordar y destacar la irresponsabilidad del anterior gobierno del Partido Popular, presidido por Mariano Rajoy, al judicializar la política. El gobierno de Pedro Sánchez tiene la responsabilidad de deshacer este camino y nosotros le exigimos que así lo haga.

No nos cansaremos de repetirlo: el conflicto que vivimos en Cataluña es político, y por lo tanto la vía de resolución represiva no conduce a ninguna parte. Por el contrario, solo lleva al enquistamiento, a generar más dolor y más fractura. Por lo tanto, apostamos por la resolución política y democrática del conflicto. Necesitamos diálogo constructivo sin condiciones. Instamos a todas las partes a promoverlo, en primer lugar entre gobiernos e instituciones.

Hoy es un día oscuro. La Fiscalía parece cerrar todas las puertas y la solución parece más lejos que nunca. Pero es precisamente en momentos difíciles como este que los gobiernos han de redoblar todos los esfuerzos para mantener el diálogo y los puentes abiertos. También hay que promover el diálogo entre los ciudadanos y ciudadanas de la sociedad catalana y la sociedad española de todas las sensibilidades.

Como gobierno municipal hacemos un llamamiento a los barceloneses, a los catalanes y a los ciudadanos del conjunto del Estado para que respondamos de una manera pacífica y firme en defensa de los valores democráticos hoy amenazados. En un contexto de erosión de derechos, a todas las escalas, es responsabilidad de todos fortalecer las garantías democráticas que aseguran el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales. No es un tema de independencia: es una cuestión de democracia, y como tal nos afecta a todos.

Después de conocidas las acusaciones, el gobierno municipal se compromete a seguir denunciando la falta de garantías de este proceso judicial y a reclamar una solución política, manteniendo un diáologo constante con el conjunto de los grupos municipales y con el resto de instituciones.

Las medidas cautelares de prisión provisional son una muestra más de la desproporción aplicada en esta causa. Hoy más que nunca exigimos la libertad inmediata de los presos políticos y mostramos nuestra solidaridad con todas las personas encausadas y con sus familias. 

Libertad para Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull.


Manifiesto

Firmantes: más de 120 catedráticos y profesores de derecho






Intervención de Joaquim Bosch en el acto de presentación del libro de Ignacio Escolar y Joaquim Bosch, El secuestro de la Justicia (24-10-2018).
Véase el vídeo completo aquí.



—¡Papá, papá! ¿Qué es una "monarquía parlamentaria"?
—Aquella en que el rey es un florero.
—Ya. 




Imprescindibles
- Javier Pérez Royo, La suerte está echada (3-11-2018) y Un simulacre de judici (11-11-2018)
- Jordi Barbeta, Quien manda es el rey y las dos Españas obedecen (4-11-2018) 
- Ignacio Sánchez-Cuenca, El test de estrés de la democracia española (6-11-2018) 
- Rafael Poch, La canciller fallida (6-11-2018) y Un semáforo francés en ámbar (21-11-2018)
- Alfons Cervera, El debate sobre el franquismo siempre pincha en hueso (12-11-2018) 
- Joaquim Bosch, La cúpula judicial española como anomalía en Europa (13-11-2018) 
- Suso de Toro, Qué está pasando (20-11-2018) 
- Julián Casanova, La Iglesia de Franco (21-11-2018) 
- Pablo Iglesias, ¿Para qué sirve hoy la monarquía? (21-11-2018) 
Sin monarquía hoy no habría Vox, ni PP de Casado, ni C's de Rivera, ni enaltecimientos fascistas por todas partes, ni ese desmoronamiento institucional que causa pavor. Todo ello derivado del 3 de octubre. Ya ves para qué sirve la monarquía. Y lo que nos espera, porque a diferencia de 1931 hoy la izquierda no existe.

- Miren Etxezarreta, ¿Hacia dónde vamos? (27-11-2018)

Lecturas recomendadas
- José Antich, El golpe estaba en Madrid (2-11-2018) y Ciudadanos, la caravana del odio (4-11-2018), Las explicaciones que Juan Carlos I no dará (15-11-2018) y La monarquía, en cuestión (26-11-2018)
- El diario de Berlín, demoledor: "Es justicia como en tiempos de Franco" (2-11-2018) 
No es la "justicia como en tiempos de Franco". Es mucho peor: es la Inquisición del siglo XVII al servicio de la monarquía: se inventan los delitos, se acusa sin pruebas y se condena. Punto. Eso sí, con penas escrupulosamente graduadas como es preceptivo en el alambicado barroquismo punitivo del Tribunal del Santo Oficio. Basta leer cualquier auto del juez instructor Pablo Llarena para darnos cuenta de que nos hallamos en pleno siglo XVII, en todo su esplendor: una delirante y retorcida prosa barroca como no se veía en siglos, un galimatías ininteligible digno de figurar en la Biblioteca Clásica que dirige Francisco Rico. Compadezco a los abogados de la defensa, porque la "racionalidad" prejurídica del Santo Oficio es otro nivel. Preparémonos para el asombro, y ver cómo lo blanco se convierte en negro, lo negro en blanco, las suposiciones en hechos ciertos, los hechos ciertos en humo, y un movimiento ciudadano pacífico envidia de Gandhi en "alzamiento violento". En resumen, como dice el catedrático Pérez Royo, al igual que en los Autos de Fe de la Inquisición, "la sentencia ya está dictada" y "el juicio es un puro trámite" (Javier Pérez Royo, La suerte está echada). Espero que el hedor a carne chamuscada llegue hasta la Zarzuela. Por cierto: desde hoy estamos materialmente fuera de la Unión Europea y haciendo compañía a Turquía. Sigan, sigan leyendo artículos de la Constitución.

- Enric Juliana, El momento Junqueras (3-11-2018) vídeo, Una semana sin banderas (10-11-2018) vídeo, La decisión es durar (11-11-2018), Beirut (21-11-2018) y Crece el odio a la política (22-11-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, Justicia suspensa (3-11-2018) 
- Manuel Vilas, Negra nostalgia (3-11-2018) 
- Elisa Beni, La ficción patriótica va en negrita (3-11-2018) 
- Ramón Cotarelo, El fracaso del socialismo franquista (4-11-2018) 
- José Félix Tezanos, El horizonte sociológico de la derecha española: demasiados partidos para tan pocos votos (noviembre 2018)
Tezanos, otro notable sociólogo que insiste en que España es de centro-izquierda. Estoy aburrido de escuchar eso desde hace años. ¿Y cuándo lo notaremos? ¿Se puede decir que España es de centro-izquierda cuando después de 43 años muerto parece imposible sacar a Franco de su memorial fascista-nacionalcatólico si no es para meterlo en la catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid? ¿Cuando está en marcha un delirante juicio, más propio de la Santa Inquisición, contra políticos y activistas independentistas catalanes, y todo ello al parecer con el fervoroso aplauso de esos supradichos españoles que se suponen de centro-izquierda? ¿Cuando apenas hace unas horas la extrema derecha de C's, PP y Vox coinciden en Altsasu para humillar a sus ciudadanos realizando allí, nada menos, un mitin de "exaltación nacional"? Los sociólogos dicen que España es de centro-izquierda, y yo lo que veo —dijo Meneses— es que vamos para atrás, pero muy para atrás. Algo no encaja aquí.

- Javier Pérez Royo, La carta de Carlos Lesmes (5-11-2018), Ràdio Estel, entrevista a Javier Pérez Royo (audio, a partir del min. 30:30 hasta 47:34), TV3 A la carta / Tot es mou, Javier Pérez Royo i els motius de la inconstitucionalitat de la causa contra el procés (6-11-2018) vídeo, El matí de Catalunya Ràdio, És possible una reforma constitucional que reconegui la plurinacionalitat i qüestioni la monarquia? Entrevista a Anton Losada i Javier Pérez Royo (7-11-2018) audio, La inercia del bipartidismo (12-11-2018), La anécdota Cosidó (20-11-2018), Destrozo descomunal (21-11-2018) y El futuro del Estado de la democracia española (24-11-2018)
- Fernando López Agudín, La mala salud de hierro de Sánchez (6-11-2018) 
- Jordi Barbeta, Cataluña se ha hecho imprescindible para tapar la decadencia española (6-11-2018), El misterio de los republicanos catalanes que en Madrid temen al rey (8-11-2018), Marionetas de reconocido prestigio (13-11-2018), El reto de Pedro Sánchez es que los catalanes voten (15-11-2018) y Marchena, la gran prevaricación, crisis de Estado, desgobierno y elecciones (20-11-2018)
- Agustín Moreno, La ingobernabilidad (7-11-2018) y Elecciones generales: mejor pronto que tarde (20-11-2018)
- Josep Ramoneda, Desconfianza (8-11-2018) 
- Gabriela Cañas, Torpeza política, arrogancia eclesiástica (8-11-2018)
- Juan Carlos Monedero, Durmientes armados que escuchan a Inda y a Losantos (8-11-2018) 
- Ignacio Escolar, Jueces nombrados a dedo por el poder (12-11-2018) 
- Jaume Asens / Jéssica Albiach, El gen de Ciudadanos (15-11-2018) 
- Brais Fernández, Vox: los viejos monstruos y la nueva ola reaccionaria global (20-11-2018) 
- Clara Pacheco, La suerte de la monarquía está echada (23-11-2018) 
- Jaime Pastor, De la crisis de régimen a la reforma constitucional (im)posible (25-11-2018) 
- Lucía Nistal, Tenemos derecho a decidir nuestro futuro (26-11-2018) 
- Editorial / El País, Herencia envenenada (28-11-2018)

Otros temas
- Emir Sader, La judicialización llegó a Colombia (4-11-2018) y Destrucción de Argentina y Brasil: regalo para Trump (18-11-2018)
- Editorial / La Jornada, La amenaza de Bolsonaro (5-11-2018) 
- Alejandro Nadal, El odio y la guerra en Estados Unidos (7-11-2018) 
- Otra Vuelta de Tuerka, Pablo Iglesias entrevista a Augusto Zamora (10-11-2018)
- Pere Ortega, Europa, escenario de guerra nuclear (9-11-2018)
- Manuel Castells, Mujeres contra Trump (10-11-2018) y ¿Un ejército europeo? (24-11-2018)


10 de octubre de 2018

(Otra vez el fascismo.)



Manuel Castells
Carta abierta a los intelectuales del mundo (10-10-2018)
La política del odio (27-10-2018)

Jaime Pastor
Derechas radicales, neoliberalismo y posdemocracia (27-10-2018) 

Sami Naïr
¿Qué es el neofascismo europeo? (29-10-2018) 

Baltasar Garzón
Ya está bien (1-11-2018)


https://www.laprimerapiedra.com.ar/2018/09/ele-nao-feminismo-rechazar-avance-la-derecha-brasil/


Agustín Moreno
Franco en la Almudena o un pan como unas hostias (15-10-2018)
José Antonio Martín Pallín
La cripta de los bautizados (15-10-2018)
Fernando López Agudín
¿Franco aún bajo palio? (30-10-2018)

Balance de cuatro meses de gobierno del PSOE: a) no mover un dedo en Cataluña, b) prorrogar los Presupuestos de Rajoy Brey (echando las culpas del desastre a los independentistas catalanes, como está cantado) y c) meter a Franco en la catedral de la Almudena, en pleno centro de Madrid. Insuperable.

Madrid, de Capital de la Gloria a Capital del Fascismo.

Cuando uno está en política solo para simular que hace sin hacer nada, ocurre lo que ocurre: que la realidad le desborda a los dos días.

 

Resolución del Parlamento Europeo contra el neofascismo (17-10-2018)

Declaración institucional del Congreso de los Diputados contra el auge del fascismo (30-10-2018) 
Esta Declaración institucional, promovida por Izquierda Unida e inspirada en la Resolución anterior aprobada por el Parlamento Europeo, ha sido firmada por todos los grupos parlamentarios excepto por el PP, y Ciudadanos a rastras y de uñas, como los gatos, los supermanes de la democracia


 

Imprescindibles
- Enric Juliana, A la derecha le cambia la Vox (7-10-2018), Gerardo Tecé, Esto se llama fascismo (8-10-2018), César Calderón, Vox y la España asustada (9-10-2018) y Juan Carlos Monedero, Y tú, demócrata, ¿estás haciendo algo contra el franquismo? (10-10-2018)

Como los bancos están quebrados, dedican el dinero a financiar de manera abrumadora el fascismo en todas partes, desde Bolsonaro en Brasil a un montón de payasos en Europa con Steve Bannon ejerciendo de gurú, y otros sinvergüenzas con o sin bigote (*). Es la última baza de un sistema financiero en quiebra. El próximo "rescate" será brutal, con el ejército en las calles en medio planeta.

El fascismo no es un fenómeno banal. Es una gravísima ofensiva del Capital contra los Estados democráticos, de dimensiones globales. El mal llamado populismo de extrema derecha se fundamenta en el miedo, la frustración y la estupidez de la gente, consecuencia en gran parte del expolio a que han sido sometidas las poblaciones en esta última década (lo que los economistas aún llaman "crisis"). Y la receta de ese neofascismo es tan simple como conocida: señalar un chivo expiatorio al que echar las culpas de todos los males (siempre los más débiles de la sociedad), y mano dura. Es por ello que el fascismo ha sido encuadrado dentro de las ideologías del odio, que en España tiene su embrionaria traslación en el ¡A por ellos!, que ahora alude a los "separatistas" catalanes, y mañana ya veremos. Sin el discurso del rey el 3 de octubre de 2017, en España no habría ahora ni Vox, ni PP de Casado ni Ciudadanos de Rivera y Arrimadas, y cada cual que saque las conclusiones (**).

¡Ojo! porque el fascismo en el poder es difícilmente reversible. Franco murió tranquilamente en la cama, y si el Régimen franquista no tuvo continuidad fue gracias al Departamento de Estado USA, lo mismo que en Portugal (Estado Novo de Salazar, 1933-1974) y Grecia (Dictadura de los Coroneles, 1967-1974). El espectacular asesinato de Carrero Blanco fue la inequívoca advertencia al "búnker" franquista de que el Régimen había terminado. Pero si en 1945 a USA le interesaba en Europa la consolidación de Estados democráticos como dique de contención frente a la URSS, hoy, desaparecida la URSS, es todo lo contrario: lo que le interesa a USA en todas partes son Estados fallidos gobernados por mercenarios sin escrúpulos a su servicio y donde plantar sus Forts imperiales. Militares y sistema financiero coinciden en que ha llegado el momento de la destrucción de la democracia en todas partes. Se acabó el cuento de la soberanía del pueblo. Frente a esta ofensiva neofascista, nadie nos defenderá: hemos de defendernos nosotros mismos, y a pelo. Y es mejor empezar la contraofensiva ahora mismo, y denunciar a los payasos que venden humo y engordan sembrando el odio contra colectivos y minorías, porque mañana será tarde. Es ocioso recordar que en los Estados totalitarios no hay libertad ni justicia ni derechos. En un Estado totalitario solo hay tiranía, arbitrariedad y terror, y en ellos solo pueden vivir a gusto los perros, porque no es posible vivir con dignidad de persona. Hagamos caso al profesor Manuel Castells.

(*) Lo llamo fascismo, y no extrema derecha, porque es técnicamente como hay que denominarlo, aunque el fascismo actual guarde diferencias notables con el de los años 30 del pasado siglo. Pero hay dos características comunes: el discurso del odio contra grupos y minorías, y la calculada —y con frecuencia silenciosa— destrucción de la democracia en todas partes. 

Efectivamente, hay un fascismo silencioso que por una parte corroe el Estado democrático desde dentro, y por otra infiltra el fatal virus del odio en la sociedad. Todo ello de manera solapada, silenciosa, sin que nos demos apenas cuenta, quietly, por decirlo con un término inglés insustituible. Un día, de pronto, aparece un payaso, o mejor un energúmeno, vociferando barbaridades en los medios de comunicación. Entonces nos preguntamos, estupefactos: ¿cómo es posible? Pero estos energúmenos, amorales de marca, no son el punto de partida, sino el punto de llegada de ese fascismo silencioso que, poco a poco, ha ido impregnando y destruyendo nuestra sociedad. En España, ese proceso empezó de manera inequívoca bajo el gobierno mercenario y servil de Rajoy Brey el Sensato, casi a la par que en la Argentina de Macri y el Brasil de Temer. Y ahora parece que ha llegado el turno de los energúmenos, que es el terreno en que el PP (partido genuinamente franquista) se siente cómodo, y que hoy, 24 de octubre, se ha puesto de manifiesto cuando en el Parlamento Casado ha calificado de golpista al presidente del gobierno. No es hooliganismo político barato, es fascismo en su fase más destructiva.

(**) 11-10-2018. Mi más entusiasta felicitación al Parlament de Catalunya que acaba de reprobar el discurso del rey del 3 de octubre, discurso que ha dividido de manera irreversible a los españoles en dos facciones de buenos y malos españoles. Los buenos españoles no hace falta decir quiénes son (esa extrema derecha que está subiendo como la espuma), y los malos tampoco. Y las órdenes son tajantes: liquidar a los malos, como antaño a los díscolos indígenas de Indias, y si encima son antimonárquicos, con mayor razón. De ahí la cuasi inutilidad de los esfuerzos de "diálogo" por parte del gobierno. Cuando el rey hace política, no hay espacio para nadie ni nada más. La monarquía española jamás ha sido una "monarquía parlamentaria", porque no puede serlo, diga lo que quiera la Constitución. La monarquía española ha sido y sigue siendo, de hecho, el primer poder del Estado, ¡y menudo Estado!, por encima o al margen de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial (Javier Pérez Royo, Desnaturalización de la monarquía parlamentaria, 9-10-2017). Franco lo dejó todo atado y bien atado.

En resumen, si después del simulacro de declaración de independencia el conflicto de Cataluña no tenía solución desde Cataluña (por la imposibilidad de retroceder dicha declaración y bajarse del Clavileño de la independencia, en que uno cree volar hacia la República cuando en realidad no se mueve del sitio), después del discurso del 3 de octubre tampoco tiene solución desde España, que no sea, obviamente, el demente programa del fascismo español desde Primo de Rivera y Franco, y ahora Casado y Rivera, que consiste en planchar por la violencia el nacionalismo catalán, es decir, criminalizar al 80 % de catalanes. Mal asunto. Se ha repetido mil veces que no es posible la democracia en España sin un Estado descentralizado. Mienten descaradamente Vox, PP y C's si venden lo contrario. España solo puede ser Una bajo un violento Estado autoritario, eso sí, hundido en la miseria y con la emigración o la narcodelincuencia como único futuro. 

Cerradas todas las puertas para una solución del conflicto de Cataluña, el dilema que se planteará en España muy pronto será entre monarquía fascista o República democrática. Y todos los demócratas hemos de saber muy bien dónde estamos.

- Joseba Azkarraga, La causa de la libertad (9-10-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, España, una democracia manifiestamente mejorable (10-10-2018) 
- Pastora Filigrana, Los pobres, los inmigrantes y los antisistemas (23-10-2018) 
- Beatriz Gimeno, ¿Nos hemos convertido en una sociedad troll? Totalitarismo en las redes (24-10-2018) 
- Javier Pérez Royo, La Casa Real (30-10-2018) 
- José Antonio Martín Pallín, La técnica del golpe de Estado (31-10-2018)

Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Horizonte nebuloso (10-10-2018), Un año electoralmente hobessiano (11-10-2018), La monarquía y el Parlament de Catalunya (15-10-2018), El mundo al revés, De Waterloo a Lledoners (22-10-2018), Nunca segundas partes fueron buenas (25-10-2018) y Consulta obligada (26-10-2018)
- Antón Losada / Javier Pérez Royo, La Constitución, en la encrucijada (10-10-2018) 
- Agustín Moreno, Chisgarabís de aparato (18-9-2018)
- Jordi Barbeta, Que los árboles no nos tapen el bosque (10-10-2018), El rey reprobado y el príncipe descuartizador (1) (21-10-2018) y (2) (23-10-2018)
- El Parlament pide la abolición de la monarquía y reprueba el discurso de Felipe VI contra el referéndum (11-10-2018) 
- José Antich, Felipe VI, primer rey reprobado por un Parlamento (11-10-2018) y Felipe VI, el rey desnudo (26-10-2018)


- Enric Juliana, La bandera de los 900 (12-10-2018), Las tres fases de Pedro Sánchez para Cataluña: calmar, proponer y votar y El árbitro está en Bruselas (13-10-2018) vídeo
El referente debería ser Portugal, donde van viento en popa. Y si Portugal ha conseguido asomar la cabeza, no hay ninguna razón que impida que nosotros hagamos lo mismo. Claro que en Portugal no hay ni rey ni extrema derecha berreando por todas partes, en las calles de Cataluña, en los medios de comunicación casi sin excepción y en el Parlamento.

- Ángel Munárriz, Juan José Tamayo: "El Estado está salvando a la Iglesia de su crisis" (13-10-2018) 
- Nekane San Miguel, Creer y probar (24-10-2018) 
- Ignacio Escolar, Pablo Casado y los golpes de Estado (24-10-2018) 
- Fernando López Agudín, La dudosa reputación del Tribunal Supremo (26-10-2018) 
- Raquel Ejerique, Prohibido cuestionar a Felipe VI (26-10-2018) 
- Ana Pardo de Vera, Felipe VI. Salvar al rey desnudo (26-10-2018)


- Editorial / El País, Ambiente tóxico (29-10-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, Las arrugas de la Constitución: territorio y nación (31-10-2018)

Otros temas
- Francisco Louçã, Brasil. El populismo fascista no ha hecho más que empezar (24-10-2018) 
- Enric Juliana, Italia, oportunidad y amenaza (25-10-2018) 
- Nick Buxton, El puño escondido: cambio climático, capitalismo y ejército (24-10-2018) 
- Noam Chomsky y 14 personalidades más, Bolsonaro es una amenaza para el mundo, no solo para la joven democracia brasileña (27-10-2018) 
- Editorial / La Jornada, Brasil: tragedia de la democracia (29-10-2018) 
- Beatriz Navarro, USA. La campaña de la ira (29-10-2018) 
- Bruno Estrada López, El resurgimiento del capitalismo religioso en Brasil (y en EE.UU.) (30-10-2018) 
- Rafael Poch, La situación es mucho más peligrosa que en la guerra fría (31-10-2018)
 

29 de septiembre de 2018

(¡Ya basta!)



No son "vikingos". Son 3.000 policías nacionales berreando "¡Viva España!"
y "¡A por ellos!" en el centro de Barcelona. ¿Qué será lo próximo?


Acabo de enviar ese email al Ministerio del Interior:

Asunto: Manifestación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el centro de Barcelona


29 septiembre 2018

Soy un ciudadano español y catalán indignado por el espectáculo de una lamentable manifestación de "exaltación nacional" por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el centro de Barcelona. ¿Qué clase de Fuerzas de Seguridad son éstas? ¿Y ese es el "diálogo" del gobierno socialista? Tantas provocaciones son inadmisibles. ¿Qué es lo que se pretende? El ministro del Interior debería dar explicaciones en sede parlamentaria sobre esa manifestación, por llamarla de algún modo.

¿Hasta cuándo habrá que aguantar más provocaciones de la extrema derecha en Cataluña? Si alguien pretende hundir la economía catalana (20 % del PIB de España) y de paso la española, va por el buen camino.

Además, ¿qué hacen tantos policías nacionales en Cataluña? ¿Todavía no ha terminado el estado de excepción en Cataluña? ¿Había alguna necesidad de enviar a 600 antidisturbios para la Diada? Esos policías han de irse a sus casas, porque ni Cataluña es el Rif ni los catalanes somos una colonia africana. Creíamos que ya no gobernaba Rajoy Brey, el sensato. El gobierno ha de entender que podrá hacer lo que quiera y los discursitos sobre Quebec que quiera, pero si no da ni medio paso en el conflicto de Cataluña, fracasará. Y es el gobierno del Estado quien ha de dar el paso, no los políticos catalanes, que ya bastante tienen con lo suyo, entre la espada de un Tribunal Supremo delirante, un gobierno incapaz y la pared de un independentismo harto y en general una población catalana acosada y humillada.

Se acusaba a Rajoy Brey de "inmovilismo", y seguimos igual. Aquí el único que se mueve es el rey, y eso es lo que no puede ser. La política ha de hacerla el gobierno y el Parlamento, no el rey y el ABC. Vamos mal.


 




Imprescindibles
- Enric Juliana, A la derecha le cambia la Vox (7-10-2018), Gerardo Tecé, Esto se llama fascismo (8-10-2018) y César Calderón, Vox y la España asustada (9-10-2018)
- Jordi Barbeta, Cuando Cataluña naufraga, España va a la deriva (7-10-2018) y El mundo va hacia atrás (8-10-2018)

Lecturas recomendadas
- Jordi Barbeta, Todo está a punto de explotar (30-9-2018), Elecciones allí y aquí y conflicto continuo hasta el 2020 (2-10-2018) y "Són una colla de ximples" (4-10-2018)
- Enric Juliana, Aromas de Tequila (30-9-2018), Torra no es Underwood (4-10-2018) y Catalunya en cinco minutos (6-10-2018) vídeo
- Josep Ramoneda, Regreso al 1-O, mirando al futuro (29-9-2018) 
- Javier Pérez Royo, Por ser vos quien sois (1-10-2018), El 1 de octubre desde una perspectiva constituyente (2-10-2018) y Radicalmente anticonstitucional (7-10-2018)
- Suso de Toro, Corruptocracia (1-10-2018) 
- Iñaki Gabilondo, Vientos y tempestades (2-10-2018) vídeo 
- Fernando López Agudín, El quebradero de cabeza de Sánchez (5-10-2018) 
- Ignacio Sánchez-Cuenca, El golpe contra el franquismo (6-10-2018) 
- Àlex Font Manté, Natàlia Vila, Albert Martín, Així va fer l'Estat la guerra econòmica contra Catalunya (6-10-2018)

Otros temas
- Editorial / La Jornada, Bolsonaro, candidato impresentable (30-9-2018)
- Augusto Zamora R., Siria, tres años después de Rusia (3-10-2018)
- Editorial / El País, La hora de Brasil (9-10-2018)