27 de julio de 2018

(Rescatar a Machado.)

Periódicamente a la derecha española le da por "rescatar" a Antonio Machado. ¿Por qué no rescatarán a los suyos, por ejemplo a José María Pemán? Filofascista, ultracatólico y monárquico hasta las cejas, al fin y al cabo Pemán no fue tan mal poeta. ¿Por qué no rescatan a Pemán? Y dejan a Antonio Machado en paz en su tumba francesa de Collioure, que ya bastante tuvo que padecer a esa bárbara derecha española a lo largo de toda su vida desde que tuvo uso de razón, y que ahora pretende "rescatarle" ¡otra vez!






Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Inviolabilidad, investigación judicial e investigación parlamentaria (27-7-2018), Huida hacia delante inexplicable (28-7-2018), Ejercicio encanallado de la función jurisdiccional (29-7-2018) y Nunca segundas partes fueron buenas (30-7-2018)
- Manuel Castells, Contraataque (28-7-2018) 
- Preguntes freqüents (TV3), Parlem amb Gonzalo Boye i Javier Pérez Royo (28-7-2018) vídeo 
- Juan Torres López, Presupuestos 2019: lo mejor frente a lo bueno (29-7-2018) 
- Jaime Pastor, El régimen, entre el alivio socioliberal y la derecha extrema (31-7-2018) 
- Cristina Fallarás, Violencia a cambio de dinero (30-7-2018) 
- José Antonio Martín Pallín, Secretos, mentiras y cintas de audio (31-7-2018) 
- Ramón Lobo, La construcción urgente de un discurso xenófobo (2-8-2018)

24 de julio de 2018

(Glosa a Pedro Sánchez.—La unidad de España.)

"Tanto PP como Ciudadanos tienen una forma de entender la unidad de España que precisamente lo que hace es dividir a España" (Pedro Sánchez, entrevista de 22 julio 2018)

—Puigdemont quiere independizar Cataluña de España —dijo Meneses— y Casado quiere independizar España de Cataluña. Y si insisten, lo conseguirán. En realidad, ya lo han conseguido: España está rota desde el discurso del rey del pasado 3 de octubre, netamente divisorio, de buenos y malos españoles. Los malos no hace falta decir quiénes son. Los buenos, tampoco. Por aquella brecha rupturista se metió primero Rivera, con gran entusiasmo, y ahora Casado, que pretende construir el nuevo (sic) PP contra Cataluña. Fascismo de secano y neofalangismo pijo. Pues nada, llenemos todo de banderas. Luego nos las comeremos con patatas. Los nacionalismos, al final, no sirven para nada, si no es para destruirlo todo. Son la goma de borrar de la democracia, entre otros desastres. 

*

El conflicto de Cataluña no tiene solución. Ni desde Cataluña ni desde España. Al contrario: solo cabe esperar que se agrave porque son ya demasiados los que pretenden hacer carrera política fácil a costa de Cataluña, tanto en España como en Cataluña.

Solo hay una posibilidad de salida del conflicto, la cual exige una previa condición sine qua non: el rey debe rectificar su discurso del 3 de octubre. Mientras esto no sea así, el conflicto se cronificará, para felicidad de Puigdemonts, Riveras, Casados y Borrells, y desgracia de todos los demás, los que deseamos vivir en paz en España, y no a tiros.

Ahora bien, hay otra (!) condición sine qua non: el disparate judicial de la rebelión y sedición se tiene que acabar. En general, se tiene que acabar el disparate de la judicialización del conflicto político de Cataluña. Parece obvio decirlo, pero mientras persista el real ¡A por ellos! y sus corolarios el ¡A por ellos! judicial y el ¡A por ellos! político, el conflicto de Cataluña es insoluble.

Y mientras no se resuelva el conflicto de Cataluña, y se resuelva además democráticamente, es decir políticamente (y no a la brava como amenazan algunos iluminados), en España podríamos llegar a una situación de pesadilla. Seguro que no soy el primero en advertirlo.





Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Algo más que una patata caliente (24-7-2018)

Otros temas
- Pedro Olalla, Fuegos (25-7-2018)

21 de julio de 2018

(El PP ha vuelto.)

https://www.eldiario.es/rastreador/Pablo-Casado-gobierno-Partido-Popular_6_548105190.html

El fascismo español es de "base agraria", tal como dejó establecido hace años el historiador israelí Shlomo Ben-Ami en su clásica obra El cirujano de hierro. La dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) (RBA Libros, 2012; primera ed. 1983). Unión Patriótica, el "partido único" de Primo de Rivera, tuvo precisamente sus orígenes en Valladolid y en la Unión Patriótica Castellana (1923). El fascismo español es rural-católico. Este es el PP de Casado.

Cuando Casado dice que "el PP ha vuelto", lo que está diciendo es que ha vuelto el franquismo. Es decir, el fascismo español de siempre, el que discurre desde el protofascismo del general Primo de Rivera hasta el nacionalcatolicismo franquista, sin solución de continuidad desde 1923 hasta hoy. Llevamos ya casi cien años de fascismo en España, que se dice pronto, y con Casado cumpliremos los cien.

Este fascismo rural-católico de Casado parece que se verá enfrentado al neofalangismo urbano de Ciudadanos. Ambos fascismos sin embargo tienen algo en común: planchar Cataluña y liquidar el Estado autonómico, todo ello en pro de una vuelta al Estado unitario y centralista, como en tiempos de Franco. Un descomunal disparate que es apoyado además por cierta "derecha económica" de Madrid muy acostumbrada a vivir del BOE.

Ahora bien, habrá que ver lo que dice también cierta "derecha financiera", que no parece nada predispuesta a delirios fascistas, sino a encontrar una solución política al conflicto de Cataluña. Esa derecha es la que ahora apoya al PSOE.


Y en lo que coinciden los tres, PP, C's y PSOE, es en la monarquía, la protagonista estelar en el conflicto de Cataluña desde el 3 de octubre.

Así pues, la cosa va de derechas. Ese es el programa que nos espera.

¿Y la izquierda? ¡Ah! Pues...

Como dijo Meneses hace tiempo, no es un partido fascista lo que necesitamos (eso es más bien lo que sobraba), sino un partido conservador (véase aquí). Pero Dios da pan al que no tiene dientes.





Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, Condición necesaria, pero no suficiente (21-7-2018), Lo más pronto posible, pero no de forma inmediata (22-7-2018) y Hacer la vida imposible a los demás (23-7-2018)
- Enric Juliana, Giro a la derecha, con Aznar al fondo (21-7-2018) vídeo, y La pinza que viene (22-7-2018)
- Ignacio Escolar, Un nuevo presidente del PP con plomo en las alas (21-7-2018) 
- Ignacio Escolar / Neus Tomàs, Pedro Sánchez: "Una democracia como la española no puede permitirse monumentos franquistas" (22-7-2018). De la entrevista destaco esta frase lapidaria: "Tanto PP como Ciudadanos tienen una forma de entender la unidad de España que precisamente lo que hace es dividir a España." Ni Meneses podría expresarlo mejor. 
- Fernando López Agudín, El eclipse parcial de Sánchez (24-7-2018)

Otros temas
- Miquel Roca Junyent, Nuevo estilo populista (24-7-2018) 
 

8 de julio de 2018

(Los horrores del fascismo.)


(Goya - Los Caprichos.)
97.                      

¿Y por qué no le acompaña a visitar la tumba de Franco
en el Valle de los Caídos?


Manuel Castells, Vuelve el nazismo (1) (30-6-2018) (y 2) (7-7-2018)

José Antonio Martín Pallín, Las mareas (9-7-2018)




Revolviendo la prensa de los años de la guerra, encuentro en La Voz Valenciana (12 de julio de 1937) una crónica anónima que relata el viaje a Madrid de los asistentes al II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, que abrió sus sesiones en Valencia el 4 de julio. Copio la crónica:

Los escritores antifascistas en España

Los intelectuales antifascistas han dedicado el último día a ver Madrid y recorrer pueblos próximos a los frentes. Habían oído hablar de la destrucción de Madrid, habían visto películas y fotografías. Sabían que los fascistas disparaban sobre Madrid, sin un pretexto, ni menos un motivo, pues que no era una preparación artillera para intentar asaltarlo. Esto lo sabían ellos. Pero la realidad impresiona más que todo lo que pueda decirse, por muy bien que se diga. Yo oí murmurar a Julián Benda, a la vez que se alteraba su mirada serena y distraída y su rostro impasible, cuando pasábamos ante manzanas de casas del centro de Madrid arrasadas por los bombardeos:

—Esto es horrible, esto es brutal.

Inesa Barto, en pleno barrio de Argüelles, miraba para las ruinas que nos rodeaban con los ojos muy abiertos y los labios temblorosos:

—Esto es el fascismo —dijo—. Por muy malo que nos lo imaginemos, siempre es peor.

Luego preguntó:

—En este barrio viviría mucha gente. ¿Estaban aquí cuando lo destruyeron?

—Estaban aquí. Nadie podía suponerse entonces que atacaran a la población civil de manera feroz.


Pudieron verlo por sí mismos los escritores antifascistas. La noche en que nuestras fuerzas entraron en Villanueva de la Cañada, llovieron sobre Madrid los obuses. Un grupo que salió a la calle pudo oír el bufido de los proyectiles, y a continuación las explosiones, a veces muy cercanas. Con solo torcer por Carretas pudimos ver un incendio provocado por una granada incendiaria. Iban varios hispanoamericanos, un francés y un alemán. Solo recuerdo el nombre de Vicente Huidobro. Cuando estábamos en la calle, dijo uno:

—Es mejor que nos refugiemos en el hotel. Estamos a merced de una granada.

—Yo estoy bien aquí —contestó otro.

—¿Es que no tienes miedo?

—Sí, tengo miedo.

—¿Por qué no te vienes, entonces?

—No lo sé.



Unos escritores fueron hacia Guadalajara. Querían ver el lugar donde habían sido derrotados los fascistas italianos. Una escritora inglesa, creo que Silvia Townsend, me decía al regreso:

—Cuesta trabajo creer que destruyan los monumentos y las obras de arte. Hemos visto el palacio del Infantado destruido. Con la bella ciudad de Guadalajara se han ensañado. Y en Alcalá de Henares han elegido los más bellos monumentos para bombardearlos. ¿Por qué hacen esto? Es la táctica alemana de la Gran Guerra, pero mucho más feroz y despiadada. Es como si una locura rabiosa se hubiese apoderado de ellos. Tienen hambre de destruir, aunque sepan que no ganan nada con ello y en cambio les perjudica.


El danés Andersen Nexø tiene la cabellera alborotada, rodeando su calva. Hay en él la pausa, la serenidad y la firmeza de los felices pueblos del Norte. No se le ve sonreír, pero tampoco está serio.

—Lo que más me ha impresionado —me contesta— es este pueblo lleno de pasión, cariñoso y familiar, tan entregado por entero a luchar contra el fascismo.


En la residencia de la Alianza ha habido después de cenar una fiesta de Guiñol. En la representación de La Defensa de Madrid reían los escritores ante los peleles vestidos de Mola, de Queipo, de Franco, que obstinadamente se estrellan contra Madrid. Este mismo guiñol, estos mismos generales, peleles trágicos de Mussolini y de Hitler, han hecho también reír muchas veces a los soldados en las trincheras.

Cuando nos retirábamos, unos hacia el hotel y otros hacia nuestras casas, nuestros cañones comenzaron a despertar con enormes ronquidos. Daba comienzo la nueva jornada de nuestra ofensiva.

(La Voz Valenciana. Diario republicano de izquierda, Valencia, 12 julio 1937, p. 2)   


Lecturas recomendadas
- Pablo Mayoral y Alejandro Pacheco, Presos: acercamiento, por la paz y la convivencia (7-7-2018) 
- Javier Pérez Royo, Nadie a mi derecha (9-7-2018), Un respeto decente al juicio de la humanidad (10-7-2018), Los límites de la bilateralidad (11-7-2018), Aviso para navegantes y ¡Hay jueces en Berlín! (12-7-2018), El estatus jurídico de Puigdemont tras la decisión del Tribunal Superior de Schleswig-Holstein, La extradición de Puigdemont (vídeo; entrevista en Tot es mou, TV3), Sin Puigdemont no hay juicio por rebelión (13-7-2018), Las cosas que se tiran por la puerta entran por la ventana (14-7-2018), No es un juicio de valor, Sr. Borrell (15-7-2018), Una anomalía histórica todavía no corregida (16-7-2018), Todos los comienzos son difíciles (18-7-2018), Vencer o convencer (20-7-2018)
- José Antonio Martín Pallín, Las mareas (9-7-2018) y Sobre inmunidad y privilegios (20-7-2018)
- Enric Juliana, Torra adquiere vida propia (9-7-2018), El Jardín del Barranco (11-7-2018), Un orden se tambalea (15-7-2018) y Un camino se dibuja (18-7-2018)
- Fernando López Agudín, Sánchez y Torra hacen camino al andar (10-7-2018)  y Las seis losas de Franco (20-7-2018)
- José Antich, Cuando la noticia es que han hablado (9-7-2018), La victoria de Puigdemont y el descalabro de Llarena (12-7-2018), Llarena precipita España al ridículo (13-7-2018), Jordi Borràs, víctima de la impunidad fascista (17-7-2018) y Llarena se rinde a Europa (19-7-2018)
- Jordi Barbeta, Nada tendría sentido si no fuera por los presos (9-7-2018)
- Julián Casanova, Franco, ese hombre (10-7-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, Pablo Casado no puede ser presidente del PP (11-7-2018) 
- Carlos Hernández, ¿Será este el verano en que empezamos a dejar de estar cara al sol? (11-7-2018) 
- Ignacio Escolar, La justicia alemana desnuda al Tribunal Supremo español (12-7-2018) 
- Rosa Ana Alija, Acabar con el dictador (12-7-2018)
- Editorial / La Jornada, España: un paso a la justicia histórica (12-7-2018). De momento lo que hay es mucha campaña electoral anticipada. Pero hace ilusión. Luego dirán: si queréis algo de lo prometido, votarnos en las próximas elecciones. Lo de siempre. En España tenemos, por un lado, el Estado, y por otro lado, la sociedad, y cada día el foso entre ambos es más hondo. Más le vale al PSOE cumplir algo de lo que promete, no vaya a escurrirse por el desagüe junto a ese Estado en avanzado proceso de descomposición.
- Editorial / ctxt, Una monarquía bajo sospecha (13-7-2018) 
- John Carlin, La pasionaria del PP (15-7-2018) 
- Miguel Pasquau Liaño, Schleswig Holstein: una decisión más comprensible que el nombre del tribunal (16-7-2018) 
- Suso de Toro, La misma vieja canción (17-7-2018) 
- Josep Ramoneda, Sánchez y el regreso del PP (19-7-2018) 
- Juan José Millás, A otra cosa (20-7-2018)

Otros temas
- Juan Torres López, No es proteccionismo contra libre cambio: es guerra comercial (8-7-2018)
- Rafael Poch, Victorias y caprichos del Me first (18-7-2018)