16 de abril de 2018

(El golpe de Estado del 3 de octubre.)

Tuit 1
Todo el drama de España viene de que en el siglo XIX no pudo ser nación: lo impidió la monarquía. Y ya en el siglo XX, el fascismo patrio, iniciado con Primo de Rivera, ha pretendido que España sea nación por cojones y a destiempo. Es decir, el proyecto de la España Una pasa necesariamente por chafar Cataluña. Mientras Cataluña exista, no es posible la nación española. Esa es la doctrina del nacionalismo español establecida por Primo de Rivera,
el cirujano de hierro, y ahí es donde está empantanada de manera crónica la derecha española. Con Primo de Rivera empezó el gran delirio de la España Una, el dogma central del fascismo patrio: "La unidad de España ... ha de ser considerada como el dogma principal del fascismo español" (Shlomo Ben-Ami, Hacia una compresión de la dictadura de Primo de Rivera, p. 117) (*). El nacionalismo español primorriverista, continuado luego por Franco, no es el pasado: es el presente. El nacionalismo español no puede acostarse fascista un día y levantarse demócrata al siguiente.
 

Por lo demás, a cada crisis de Estado la solución ha pasado inexcusablemente por arrasar Cataluña. Es la salida fascista de las crisis (en 1923, en 1936, en 2017...). Y hoy, todo el Estado, con el rey a la cabeza, ha apostado, como en 1923, por la España Una, es decir, por cargarse Cataluña con la excusa del "separatismo". Y eso es irreversible. No hay marcha atrás, porque está todo el Estado comprometido en ello. La historia no se repite, pero rima.

¿Qué milagro puede detener esa demencia? Me temo que ninguno.

Huelga decir que España sin Cataluña es Albania. Pero ello es indiferente a los adalides de la España Una, esa obsesión recurrente y catastrófica de la derecha.


Tuit 2
El 3 de octubre aparentemente no ocurrió nada. Siguió el mismo Ejecutivo y no hubo ningún cambio institucional. Solo un discursito de 6.00 minutos. Sin embargo, la monarquía dejó de ser la "monarquía parlamentaria" del art. 1.3 CE para ser lo que nunca dejó de ser: una monarquía supraconstitucional. Y la Constitución dejó de ser tal para ser una "carta otorgada". La "soberanía nacional" (art. 1.2 CE) desaparece, y ya no sabemos donde reside la soberanía, y mejor no queramos saberlo. No sigo. No es difícil desgranar las consecuencias que se derivan de todo ello. Si tuviera que resumir todo en una línea, diría: el 3-O se acabó la democracia y el Estado de derecho en España (art. 1.1 CE), aunque se siga conservando el cascarón de tales por razones obvias. Ahora bien, si se borra la Constitución, convertida en nominal, lo que queda es una monarquía autoritaria. Es comprensible que la Unión Europea alucine en colores y se preocupe: primero Hungría, luego Polonia... y ahora España.

La historia no es la misma, pero lo parece, y ello es así porque la derecha española no ha cambiado un ápice: es la misma camarilla que tan bien retrató Ramón del Valle-Inclán en sus obras, en los años 20. Además, la derecha es impotente para aprender, solo se repite. Ahora bien, la sociedad española sí ha cambiado en estos cien años. Lo que no está claro es si seremos capaces de dar una patada donde corresponde a esa camarilla corrupta y delincuente, o tendremos que vivir a cuatro patas como las bestias.
 

Tuit 3
¿Qué hemos de hacer los catalanes? Aguantar como podamos la embestida brutal del Estado. No es la primera vez, ni nos viene de nuevo. Yo no soy independentista, ni siquiera nacionalista ni lo he sido nunca, pero está claro que después del 3 de octubre ya no es posible NINGUNA relación de Cataluña con el Estado, mientras rija la monarquía española. Es imposible. A este extremo se ha llegado. Y esto también es irreversible.  

Tuit 4
Ni siquiera es viable ya ningún referéndum de autodeterminación en Cataluña. Porque si ganara el a la independencia, al minuto siguiente entrarían los tanques por la Diagonal de Barcelona. La situación de enfrentamiento del Estado contra Cataluña imposibilita ningún referéndum, y, más en general, ninguna solución política al conflicto. Además: si no se han respetado ni siquiera las elecciones autonómicas del 21-D, impidiendo la investidura de los diputados electos, ¿cómo se iba a respetar un referéndum? 

Resumamos: ¿qué pretende el Estado? ¿Meter en la cárcel al 47 % de la población catalana, acusados de rebelión, sedición, terrorismo o de lo que se les antoje? Porque el Estado español vive en 1680 y ha delegado en la Inquisición la resolución del problema (**). Y no sólo a ese 47 % de independentistas (la gran hazaña, recordemos, de Aznar y Rajoy), sino a otro 30 % de catalanes que no somos independentistas, pero que sin embargo creemos que Cataluña necesita de un encaje blindado con el Estado: blindado a prueba de delirios fascistas, los de la España Una, porque está claro que el mecanismo autonómico diseñado en 1978 ha sobrevivido 30 años, pero no ha bastado ni ha sido suficiente.

Tuit 5
Durante todo el conflicto de Cataluña, Unidos Podemos se ha visto desbordado y ha decidido ponerse de perfil y hacerse el sueco, si bien ha aludido —más o menos vagamente— a un "Estado plurinacional", lo cual no está mal. Ahora bien, ha llegado el momento de dar otra vuelta de tuerca, que quizá sea la última. Propongo este lema: 

Por la República y la democracia

(*) Ello me recuerda la composición "Saludo a Franco" de Manuel Machado, fechada en marzo de 1939, a la entrada de Franco en Madrid, y recién muerto su hermano Antonio en el exilio de Collioure. Fue publicada en Cadencias de cadencias (1943). Copio la última estrofa y subrayo en cursiva lo que nos interesa:

De tu soberbia campaña,
Caudillo, noble y valiente,
ha surgido nuevamente
una grande y libre España.
Que sean tu nueva hazaña
estas paces, que unirán
en un mismo y puro afán
al hermano y el hermano...
¡Con la sombra de tu mano
es bastante, Capitán!

(**) Recordemos que en los tribunales de la Inquisición se acusaba (sin pruebas), condenaba, ejecutaba y eso era todo. Los reos no tenían ninguna posibilidad de ser absueltos, porque ello hubiera menoscabado la autoridad del tribunal. Eran crímenes de Estado, ejecutados como grandes espectáculos de masas, y con un carácter ejemplarizante. Ejemplarizante, en primer lugar, del poder omnímodo de la Monarquía Española y de lo que puede ocurrirles a los desventurados que esa Monarquía señale con su augusto dedo. 
(Continuará.)




Diálogos sobre España con Pablo Iglesias y Javier Pérez Royo (16-4-2018)



https://ctxt.es/es/20180418/Firmas/19083/nacionalismo-Espa%C3%B1a-Ignacio-Sanchez-Cuenca-Catalunya.htm
(Dibujo: Carlos Echevarría.)

"Que usted haya nacido en Rute, y que se sienta usted relativamente satisfecho de haber nacido en Rute, y hasta que nos hable usted con una cierta jactancia de hombre de Rute, no me parece mal. De algún modo ha de expresar usted el amor a su pueblo natal, donde tantas raíces sentimentales tiene usted. Pero que pretenda convencernos de que, puesto a elegir, hubiera usted elegido a Rute, o que, adelantándose a su propio índice, hubiera usted señalado a Rute en el mapa del mundo como lugar preciso para nacer en él, eso ya no me parece tan bien, querido don Cosme."
Antonio Machado, Juan de Mairena (1936), XXXV.

El artículo de Ignacio Sánchez-Cuenca (La anestesia democrática del nacionalismo español) está bien (*), pero le aconsejaría modestamente que reflexionara bastante más sobre nuestro pasado inmediato, por ejemplo a partir de 1898, por traer una fecha emblemática, o mejor a partir de la Gran Guerra, que es cuando en España se produce una acentuada derechización política (en paralelo a la que tiene lugar en toda Europa), la cual desembocará en la dictadura protofascista del general Primo de Rivera. Es ahí donde tiene su origen el nacionalismo español actual. Y no, no es un nacionalismo que se caracterice "por adoptar valores tolerantes, democráticos y constitucionales". En absoluto, sino todo lo contrario (**). El drama es que ya en democracia nunca ha habido en España ningún proceso de renacionalización, de la misma manera que nunca ha habido un ajuste de cuentas con el fascismo. Ha sido la nuestra una democracia nominal y ahora padecemos las consecuencias.

Un conflicto como el de Cataluña, que viene arrastrándose desde 2010 y que en otros países democráticos se hubiese ventilado políticamente sin más consecuencias, en España el Estado ha optado finalmente por el enfrentamiento y azuzar la Bestia del fascismo. Después del 3-O ya no cabe ninguna solución política, pues el conflicto queda planteado en unos términos extremos: o el Estado (monarquía incluida), o Cataluña. Pero, ¡ojo!, estas son las consecuencias coherentes del nacionalismo español. Todo ello no es difícil de entender si somos capaces de ver ese continuum ideológico (tanto en el Estado como en gran parte de la sociedad española) que va de 1923 hasta hoy, pasando por 40 años de franquismo. Ello explica también ese "rechazo a la plurinacionalidad" que señala Sánchez-Cuenca, etc., etc. [Nota bene. Sobre la dictadura de Primo de Rivera, y en concreto respecto al tema que nos ocupa, recomiendo el brillante estudio de Alejandro Quiroga Fernández de Soto, Haciendo españoles. La nacionalización de las masas en la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) (Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2008), además de la obra ya clásica de Shlomo Ben-Ami, reeditada recientemente, El cirujano de hierro. La dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) (Barcelona, RBA Libros, 2012; primera ed. 1983), y José Luis Gómez Navarro, El régimen de Primo de Rivera (Madrid, Cátedra, 1991); y respecto al período franquista: Borja de Riquer, La dictadura de Franco (Barcelona, Crítica / Marcial Pons, 2010, vol. 9 de la Historia de España dirigida por Josep Fontana) y Enrique Moradiellos, La España de Franco (1939-1975). Política y sociedad (Madrid, Síntesis, 2000).]


El nacionalismo (fascista) español, el de la España Una, es a veces difícil de visibilizar y entender porque es reactivo, y tiene en el anticatalanismo su espoleta (el auge actual de Ciudadanos, precisamente, tiene su fundamento en su anticatalanismo). El nacionalismo español solo se activa con el anticatalanismo y el cuento del "España se rompe" que tanto le gustaba a Aznar. Este es un asunto que ya he advertido de paso en esas notas (ver El anticatalanismo, columna vertebral del nacionalismo fascista), pero quizá le dedique más adelante un post monográfico. Los constituyentes de 1978 fueron suficientemente responsables para evitar ignorar a Cataluña y encontraron un encaje razonable de Cataluña en el Estado. Los políticos actuales —me refiero a los del bloque monárquico—, son lo suficientemente irresponsables para hacer lo contrario y planchar Cataluña. No es un error, es la demencia irracional de la España Una.

Una última consideración: obsérvese que en ningún post he aludido a lo que pudiera ser un nacionalismo español "bien entendido" (si es que puede existir tal nacionalismo "bien entendido"), sino que siempre me he referido al nacionalismo español ya existente, que no es otro que el nacionalismo de la "España Una, Grande e Indivisible" primorriverista (o "Una, Grande y Libre" del franquismo) y toda la dogmática nacionalista conexa que quienes hemos vivido el franquismo conocemos medianamente bien, y que además está incrustada en artículos fundamentales de la Constitución española. Ese nacionalismo franquista, o, mejor, fascista (que nadie se escandalice de las palabras), es el nacionalismo español realmente existente. No hay otro. ¿Podría haber otro, respetuoso, por ejemplo, con las naciones y pueblos de las Españas? Por supuesto, pero ello no sería sin antes un laborioso proceso de renacionalización (suponiendo que ello sea necesario a esas alturas del siglo XXI). Más bien lo necesario, y lo urgente, es la desfastización del Estado. Que lo veamos.

Finalmente: ¿hubo, en algún momento, otro nacionalismo español, republicano, laico y progresista? Si lo hubo, y hasta qué punto, es lo que deberían explicarnos los historiadores.

Al inicio de este comentario he reproducido el dibujo de Carlos Echevarría que ilustra el artículo de Sánchez-Cuenca, porque es genial: efectivamente, el nacionalismo fascista español es el eficaz borrador de la Constitución de 1978 y por ende de la democracia y el Estado de derecho. No deja de ser una ironía que los partidos del bloque monárquico se denominen a sí mismos "constitucionalistas".

(*) Acabo de leer el reciente artículo de Ignacio Sánchez-Cuenca, No fue un golpe de Estado ni un pronunciamiento: respuesta a Santos Juliá (24-4-2018) y estoy en completo y total acuerdo con lo expuesto por Sánchez-Cuenca. Solo insistir en lo que debería ser ya obvio: el simulacro de declaración de independencia fue un monumental error. La peor consecuencia de aquel error es que Cataluña, irremediablemente escindida, queda imposibilitada para cualquier solución política, la cual tendrá que venir ahora de fuera. ¿De fuera de dónde? Quizá de Júpiter. Porque si el simulacro de declaración de independencia impide cualquier solución política desde Cataluña, el ¡A por ellos! impide cualquier solución política desde España. A este cul-de-sac de pesadilla nos han llevado las derechas de una y otra parte. Para redondear el drama, la izquierda está en los cerros de Úbeda.
(**) La índole del nacionalismo español queda puesta de manifiesto en esa reciente proliferación de grupos, grupúsculos y organizaciones de extrema derecha, especialmente en Cataluña, Valencia y Madrid, y que con su violencia encaminada a sembrar el terror en las calles a veces nos recuerdan a los Camicie Nere de los años 20. Recordemos que en los primeros ocho años de la Transición la ultraderecha cometió cerca de 600 asesinatos (ver Mariano Sánchez Soler, La Transición sangrienta. Una historia violenta del proceso democrático en España, 1975-1983). Es una violencia amparada por el Estado. Un fenómeno que puede observarse lamentablemente también en Turquía y Grecia. Eso es el nacionalismo español, guste o no guste.



(Goya - Los Caprichos.)
96.                      

Otra pitada.


1) Es ridículo y bochornoso que el Ministerio de Interior amenace con imputar por terrorismo a varias decenas de miles de asistentes a la final de la Copa por pitar al rey. Y además en un tuit, a lo Trump style. ¿Será que ya han contratado a Steve Bannon como asesor? ¿Será que España se ha convertido en el coche-escoba de los desechos políticos de la extrema derecha mundial, desde el mencionado Bannon a Manuel Valls?

2) ¿Qué espera para dimitir el ministro Zoido, REPROBADO por el Congreso de los Diputados hace ya medio año? "Reprobar. No aprobar, dar por malo" (DRAE). Es decir, el pueblo español, legítimamente representado por el Congreso de los Diputados, no aprueba y da por malo al ministro Zoido (y a otros tres ministros del gobierno igualmente reprobados). Ahora bien, los ministros REPROBADOS no dimiten porque alegan tener la confianza del sobrecogedor presidente del gobierno M. Rajoy, sin importarles un pimiento la voluntad de los españoles manifestada por medio del Congreso de los Diputados (ver Javier Pérez Royo, Legitimidad en entredicho en el peor momento). Ni en Katanga encontraríamos nada semejante. 

El gobierno de España es el único gobierno del mundo QUE MANTIENE EN SUS CARGOS A ¡CUATRO MINISTROS REPROBADOS! Y tan anchos todos. No cabe mayor desprecio a los españoles, o mejor dicho, sí cabe, y es el no presentar una moción de censura contra ese gobierno.

3) Respecto al art. 573 del Código penal, aprobado por el PP y PSOE en la última reforma de 2015, podría haberse redactado en media línea, así: "Art. 573. Se considerará delito de terrorismo, TODO. Y si no te lo crees, espera y verás" (ver Jesús C. Aguerri, Del "terrorista" al "radical": los delitos de subjetividad en el Código penal español). Creo recordar haber leído que el art. 573 CP contraviene el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, pero ello parece no tener ninguna importancia, y el art. 573 sigue ahí.

Y 4) Contaba Meneses que detrás del discurso del 3 de octubre están las tres sonoras pitadas en la final de la Copa del Rey, y no es una hipótesis tan descabellada. "Hay quien tiene sentido del humor, y otros no tanto", concluía Meneses. "Por otra parte —siguió diciendo Meneses—, queda claro que el rey luciendo una corbata con los colores del Sevilla, es el rey de todos los españoles, lo mismo que la justicia es igual para todos, España es un Estado democrático de derecho y yo soy Blancanieves."

Por no hablar del ridículo ¡A por el amarillo! —dijo Aquilino.  

—Ahora bien —replicó Barrantes—, si Aznar y Rajoy han conseguido la hazaña de fabricar cientos de miles de independentistas en Cataluña, y en solo ocho años (muchísimos más independentistas de los que ha conseguido Esquerra Republicana de Catalunya en los 87 años de su historia), el rey logrará el milagro de millones de republicanos en toda España. Y si no, al tiempo, que al paso que va todo no tendremos que esperar mucho. 



La Manada

—Donde hubo violación los jueces no ven nada —dijo Meneses—, y donde no hubo nada los jueces ven rebelión, sedición y terrorismo. Es el mundo al revés de pesadilla de los Estados autoritarios.

- Beatriz Gimeno, Rabia pero no impotencia (26-4-2018)
- Baltasar Garzón, Vergüenza (27-4-2018)
- Javier Pérez Royo, Una sentencia peor que el delito (27-4-2018)   
- Enric Juliana, Una España sórdida (28-4-2018)
- Jordi Barbeta, La Manada, el poder de la extrema derecha (29-4-2018) 
- María Eugenia R. Palop, Parece que hay más de uno con problemas singulares (1-5-2018)
- Francisco Jurado, Feminismo y ordenamiento jurídico: romper el espejo (1-5-2018) 
- Alejandro Lillo, Las muchedumbres, el Estado de derecho y la justicia (9-5-2018) 


(Este lazo vale también para Lula, otro preso político, excepto en Brasil, donde obviamente es un político preso.)

Lecturas recomendadas
- Editorial / La Vanguardia, Juicio por los hechos de Alsasua (17-4-2018)
- Fernando López Agudín, La corrida nacional de Rajoy y Rivera (17-4-2018) y El "Todo por la Patria" de Rivera (24-4-2018)
- Javier Pérez Royo, ¿Por qué dudan los letrados del Parlament?, Crónica de una catástrofe anunciada (17-4-2018), Montoro y el delito de malversación (18-4-2018), Investidura y rebelión (21-4-2018), Corrupción institucional (24-4-2018), Antesala de la descomposición (29-4-2018) y ¿Elecciones anticipadas? (2-5-2018)
- José Antich, El berrinche del Supremo (17-4-2018). Viendo la actuación de algunas altas instancias judiciales españolas de ahora mismo, cuesta poco imaginar lo que fue la Inquisición en España (y América) y el espantoso terror que debió infundir entre determinados grupos sociales el Tribunal del Santo Oficio. Pone la piel de gallina. Rivera, el sheriff (3-5-2018) y La violencia nunca es neutra (6-5-2018)
- Javier Valenzuela, Usted puede ser "terrorista" (18-4-2018) 
- Joan Coscubiela, De aquellos barros, estos lodos (19-4-2018)
- Ignacio Sánchez-Cuenca, La anestesia democrática del nacionalismo español (19-4-2018) y No fue un golpe de Estado ni un pronunciamiento: respuesta a Santos Juliá (24-4-2018)
- Carlota Camps, Vajgl: "Hay demasiado silencio en la UE sobre los presos políticos en España" (19-4-2018) 
- Enric Juliana, La izquierda desmayada (21-4-2018) vídeo, Madrid, máquina trituradora (22-4-2018), Las cloacas deciden (26-4-2018), Una España sórdida (28-4-2018) vídeo: importante reflexión, Contra la sordidez (29-4-2018) y Por qué los vascos salvan a Rajoy (5-5-2018) vídeo
- Libertad presos políticos catalanes. Carta de Noam Chomsky y un centenar de académicos de 19 países (21-4-2018). Original en The National: Noam Chomsky among signatories on letter calling for release of Catalan political prisoners
- Suso de Toro, Confusión, desesperanza. ¿Un nuevo "98"? (21-4-2018)
- Esteban Ordóñez, Propuesta de nombres para el color amarillo (24-4-2018) 
- Jaime Pastor, Crisis política, corrupción mafiosa y melancolía rebelde (27-4-2018) 
- Editorial / La Vanguardia, Seis meses ya del artículo 155 (29-4-2018) 
- Jordi Barbeta, Rivera provocará una hecatombe (1-5-2018) 
- Marina Subirats, La España que amo (2-5-2018) 
- Jaume Asens / Benet Salellas, El derecho en tiempos de excepcionalidad (5-5-2018)

Otros temas
- Jesús Mota, Devuelvan todas las medallas macroeconómicas (19-4-2018) 
- Manuel Castells, Lula (21-4-2018) 
- Jordi Amat, Nación sin Estado (22-4-2018) 
- Agustín Moreno, El Madrid del "No pasarán" (22-4-2018) - Ramón Lobo, Bibi nos la quiere colar otra (3-5-2018)
- José Antonio Muñoz, Julián Casanova: "La dictadura nunca renunció a la guerra civil como acto fundacional" (18-4-2018)
- Manuel Castells, En la camanchaca (5-5-2018) 
- Gustau Nerín, Francisco Alía: "En los países vecinos, los ejércitos no han amenazado el sistema democrático" (6-5-2018)

1 de abril de 2018

(Por la República y la democracia.)

Tuit 1
Con el conflicto de Cataluña y el ¡A por ellos!, Ciudadanos adelantó al PP por la derecha. Ahora el PP histérico pretende adelantar a Ciudadanos a su vez por la extrema derecha: cadena perpetua, imputaciones por rebelión a pacíficos independentistas, izados de la bandera a media asta en Viernes Santo, cuatro ministros (dos de ellos REPROBADOS por el Congreso de los Diputados) entonando el himno legionario El novio de la muerte, delegados del gobierno que más parecen gobernadores civiles franquistas... Estamos ante una competición de las derechas para ver quién es más de derechas. Más nacionalista. Más católico. Más energúmeno nacional. Más fascista. Ya se oyó cantar el Cara al sol brazo en alto en medio de la plaza Cibeles de Madrid. ¿Qué más nos espera?

¿Tanta importancia tiene la derecha en España? ¿Quién vota a la derecha, o mejor dicho extrema derecha? ¿Todavía quedan pensionistas del PP, España rural...? ¿Realmente los españoles somos tan de derechas que tengamos que padecer este patético rifirrafe entre Ciudadanos y PP para ver quién es más retrógrado,
más carca, más casposo, más ultranacionalista, más ultramontano y chupacirios? Yo, como soy catalán, me pasa como a ese viajero inglés, que aunque lleva 30 años en España, sigue sin entender nada.

Ahora bien: ¿no será que el problema es otro, a saber: la renuncia de la izquierda a ejercer en política? Me temo que las tres cuartas partes de la sociedad española estamos políticamente desamparados. Y en ese océano de desamparo solo se escuchan los berridos histéricos de la extrema derecha de PP-C's disputándose la Caverna, el nacionalcatolicismo que vuelve como las oscuras golondrinas de Bécquer, con el confuso y desafinado
rumor del PSOE oficiando de palanganero de ambos. La derecha no trajo la democracia, pero se la llevará.

Unidos Podemos tiene que ponerse las pilas. Ya es hora. Ese es el lema:
 

Por la República y la democracia

Coda. La pregunta del millón es esta: ¿es posible otro nacionalismo español que no sea el fascista? Respuesta: el nacionalismo fascista español lleva 95 años, desde 1923 hasta hoy (salvo el breve paréntesis de la II República). No ha habido en España ningún proceso de renacionalización, ni siquiera en la "democracia", lo cual dice mucho de la calidad de esta democracia. El nacionalismo fascista sigue plenamente vigente (además, está incrustado en la Constitución). Ahora bien, mi consejo a Unidos Podemos es que se olvide de los nacionalismos y deje en paz las banderas. No es posible acabar en dos días lo que lleva funcionando cerca de un siglo. Y aun así, con casi un siglo de adoctrinamiento nacionalista fascista (incluso impuesto de manera cruenta y con extrema violencia bajo la dictadura de Franco) (****), el nacionalismo español no ha logrado su empeño: crear una nación española. Ni lo ha logrado ni lo logrará, porque ya no es posible. Fernando VII el Rey Felón y la monarquía española impidieron en su día, y a lo largo de todo el siglo XIX, que fuera posible la nación española. Pero en Cataluña y el País Vasco, sí se creo una nación, para bien o para mal, en paralelo a la formación de naciones en el resto de Europa. Conclusión: si Unidos Podemos quiere enarbolar una bandera, que empiece por la republicana, y con esta divisa bordada en oro: Democracia.

(*) Quizá me he precipitado al afirmar que los españoles no son anticatalanes: www.anti-catalan.com. Dedicaré otro post a tratar ese tema: de cómo el Capital ha invertido ingentes cantidades de dinero en 1) dividir Cataluña con una facción "españolista" inexistente antes de 2015, y 2) fomentar desde arriba el odio de la chusma contra Cataluña. Este odio ha sorprendido incluso a observadores extranjeros como el historiador Paul Preston (autor de El holocausto español. Odio y exterminio en la guerra civil y después, 2011) o el periodista John Carlin (despedido de El País y actual colaborador de La Vanguardia. Cosas veredes). Es por eso que el ¡A por ellos! es criminal. Y tiene difícil arreglo, por no decir imposible. Es el Estado, con el rey a la cabeza —y seguido del gobierno, partidos monárquicos PP-C's-PSOE, y la totalidad de los medios de comunicación mercenarios, además del Poder Judicial que se ha sumado con inusitado furor inquisitorial— quien ha elegido como única política la destrucción total de Cataluña. Una política demente que no tiene marcha atrás, porque está comprometido la totalidad del Estado corrupto español.
(**)  Alejandro Quiroga Fernández de Soto, Haciendo españoles. La nacionalización de las masas en la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2008. Una reseña aquí.
(***) Recomiendo encarecidamente el análisis del profesor Jorge Beinstein, Las nuevas dictaduras latinoamericanas (16-3-2018), aplicable igualmente a España.
(****) José Babiano, Gutmaro Gómez, Antonio Míguez y Javier Tébar, Verdugos impunes. El franquismo y la violación sistémica de los derechos humanos, Barcelona, Pasado & Presente, 2018. 

Tuit 2


Hay libros muy buenos, pero raras veces se tiene el placer de leer un libro superlativo. Es el caso de esta obra del historiador Enrique Moradiellos, Historia mínima de la guerra civil española (Madrid, Turner / El Colegio de México, 2016, 298 p.), la cual recomiendo encarecidamente. Clara, concisa y extremadamente ponderada. Cada párrafo es una lección. El libro ha merecido el Premio Nacional de Historia de España 2017. Copio el índice:

Prefacio
I. La guerra civil entre el mito y la historia
II. La Segunda República: política de masas en democracia
III. El estallido de la guerra: un golpe militar parcialmente fallido
IV. Reacción y militarización en la España insurgente: la construcción de una dictadura caudillista
V. Guerra y revolución en la España republicana: del colapso del Estado a la precaria restauración democrática
VI. La dimensión internacional: el reñidero de toda Europa
VII. El curso militar: de una guerra breve de movimientos a una guerra larga de desgaste
VIII. Vencedores y vencidos: el coste humano de la guerra civil
Bibliografía: una selección básica




Véase también la siguiente entrevista a raíz de la publicación del libro: Moradiellos: "Ni la guerra empezó en el 34 ni la República fue una dictadura comunista" (17-7-2016).

Otros dos libros igualmente recomendables del autor:

- El reñidero de Europa. Las dimensiones internacionales de la guerra civil española, Barcelona, Península, 2001.


- La España de Franco (1939-1975). Política y sociedad, Madrid, Síntesis, 2000.



Y ya que estamos en ese tema, estas son las tres novelas sobre la guerra de España que más me han impresionado:

- Paulino Masip (La Granadella, Lérida, 1899 - Cholula, México, 1963), El diario de Hamlet García, México, Imp. Manuel León Sánchez, 1944. Edición moderna: prólogo de Antonio Muñoz Molina, Madrid, Visor Libros, 2001.

- Manuel Lamana (Madrid, 1922 - Buenos Aires, 1996), Los inocentes, Buenos Aires, Losada, 1959. Edición moderna: prólogo de Constantino Bértolo, Madrid, Viamonte, 2005.

- José Jiménez Lozano (Langa, Ávila, 1930), Duelo en la Casa Grande, Barcelona, Anthropos, 1982. Segunda edición: 2003.





(Continuará.)


Otra Vuelta de Tuerka - Javier Pérez Royo con Pablo Iglesias


(Goya - Los Caprichos.)
95.                      

Atado y bien atado. Siempre han estado ahí.


1) Comentario al vídeo de Iñaki Gabilondo, Dos códigos morales (11-4-2018). El mayor delito cometido en España es este: no haber disuelto al PP después de los papeles de Bárcenas y el "Luis sé fuerte". El gobierno y el PP han preferido pudrir al Estado, y pudrir a la sociedad española, antes que asumir la responsabilidad de su corrupción de décadas. Es el fracaso de la democracia española débilmente establecida en 1978, un fracaso del que son corresponsables el PSOE y C's por apoyar al PP. El resultado está a la vista: la descomposición del Estado, que se viene abajo. La salida autoritaria de la crisis, elegida por el Estado con el rey a la cabeza, no hace más que acelerar la descomposición. El problema es si la sociedad española aguantaremos y tragaremos toda la mierda que se nos viene encima, o nos plantaremos y barreremos toda la podredumbre a la basura.

Ahora bien, un Estado autoritario antidemocrático es insostenible, con las dos capitales más importantes Madrid y Barcelona en franca oposición (como señala Enric Juliana, Resistir es lo que se lleva 11-4-2018), pero también es insostenible en Europa, y más con dos billones de deuda externa. Quienes mangonean el poder eso lo saben bien, pero les da igual, siempre y cuando les dé tiempo a saquear el país y el último que apague la luz. No somos los únicos: nos acompañan en el expolio Argentina y Brasil, por poner dos ejemplos a mano. 

Y mientras el Estado se descompone, los corruptos se aferran a la última trinchera del nacionalcatolicismo y los delincuentes se afanan en llenarse los bolsillos, el narcotráfico está invadiendo Madrid y Barcelona, y las costas del sur de Andalucía y Levante: es el canario en la mina de los Estados fallidos.

2) Excelente el artículo de Beatriz Gimeno, Terrorismo, rebelión y el derecho a protestar (11-4-2018). Es característica de todas las dictaduras perseguir y acusar de "terrorismo" a cualquier disidente, activista, y en general a cualquiera que discrepe del poder. En Turquía las cárceles están llenas. Parece que en España vamos por el mismo camino. Técnicamente se denomina a eso terrorismo de Estado, es decir, el terror ejercido por el Estado contra su propia población, y es la única manera que dispone una dictadura para mantenerse en pie: por medio del terror y la violencia permanente. Los 40 años de la dictadura de Franco son un ejemplo. Acusar a alguien de "rebelión y terrorismo" por cortar una carretera es un hito más en la demencia del Estado español y sin duda hará furor en la UE (véase El Síndic lleva a la UE y la ONU la "desproporción" del Estado contra los CDR).

Un Estado anclado en 1680 no puede sobrevivir dos minutos en nuestro mundo actual.

Importante también la alerta de Enric Juliana, El relato de la Cataluña violenta (12-4-2018).

Lecturas recomendadas
- Javier Pérez Royo, La cabra al monte tira (1-4-2018), Instrucción nula de pleno derecho, Una instrucción plagada de vulneraciones de los derechos fundamentales (6-4-2018), ¿Error Puigdemont o error Junqueras? (7-4-2018), Más dura será la caída (9-4-2018), Contumacia en el error (12-4-2018) y Una querella imprescindible (15-4-2018)
- John Carlin, España: sola contra el mal (1-4-2018)
- Jordi Turull i Negre, Una investidura "acertada" (3-4-2018). 
En los tribunales de la Inquisición, no confesar los delitos (el equivalente a declararse inocente) y, sobre todo, no abjurar de la fe o ideas equivocadas con el consiguiente arrepentimiento, es un serio agravante. La pena para los impenitentes era la hoguera. Los reos independentistas han de entender que no se hallan ante un proceso judicial, sino ante un Auto de Fe, como en el siglo XVII. Aunque pueda parecer extraño, el reloj del Estado español se detuvo en 1680. Quizá sea precisamente esa la razón por la que muchos catalanes desean independizarse.
- Enric Juliana, Rebeldes, todos (4-4-2018), El shock Llarena vídeo, ¿Ha fallado la realpolitik? (7-4-2018), El mensaje alemán se lee en Sevilla (8-4-2018), Resistir es lo que se lleva (11-4-2018), El relato de la Cataluña violenta (12-4-2018) y ¿Otras elecciones en Cataluña? (14-4-2018)
- LaCerca.com, Javier Pérez Royo: "El PP está podrido de una manera irreversible, no tiene capacidad de regeneración, y lo que estamos viendo estos días con Cristina Cifuentes lo confirma todavía más" (5-4-2018) vídeo 
- Editorial / ara.cat, La justícia espanyola, en evidència davant del món (5-4-2018)
- Jordi Barbeta, España cae... en desgracia (5-4-2018) y Un rey de extranjis (10-4-2018)
- Joaquín Urías, Los jueces alemanes entran en el procès (5-4-2018) 
- Suso de Toro, ¿Quién da más? El nuevo "98" (6-4-2018) 
- José Antich, Funeral en Sevilla, esperanza en Berlín (6-4-2018), No, señor González, Junqueras está en prisión por personas como usted (8-4-2018) y ¡No fotem! (10-4-2018)
- Nicolas Tomás, Sánchez-Cuenca: "Alemania es el pinchazo de la burbuja del nacionalismo español" (9-4-2018) 
- Sindicato de Estudiantes, Los novios de la muerte (9-4-2018) 
- Baltasar Garzón / Gaspar Llamazares, Al hilo de la Pasión Popular (10-4-2018)
- Fernando López Agudín, Rajoy no muerde a Rivera, ni Rivera a Rajoy (10-4-2018)
- Radio Euskadi, John Carlin: "En Europa se piensa que España es un Estado bananero" (4-4-2018) audio 
- Pedro Vallín, El hilo que explica cómo se ha llegado al punto de llamar "terrorismo" a cortar una carretera durante una protesta (10-4-2018)
- Iñaki Gabilondo, Dos códigos morales (11-4-2018) vídeo  
- Javier Cigüela Sola, Populismo punitivo: odiar al delincuente, ganar apoyos (11-4-2018) 
- Beatriz Gimeno, Terrorismo, rebelión y el derecho a protestar (11-4-2018)
- Editorial / ctxt, Estado de excepción y excepcionalidad europea (11-4-2018)
- Miles de manifestantes piden "justicia" para los procesados de Alsasua (14-4-2018) 
- Alejandro Torrús, Las tres traiciones históricas de los Borbones (13-4-2018) 
- Manuel Cancio Meliá, Banalización del terrorismo: fase dos (15-4-2018) 
- Antoni Puigverd, La desmesura (16-4-2018)

Otros temas
- Agnese Marra, Algo se ha roto en Brasil: Lula, el ejército y una sociedad dividida (4-4-2018) 
- Latinoamérica Piensa, Lula da Silva (4-4-2018) vídeo 
- Zainer Pimentel, La cabeza de Lula da Silva se entrega en bandeja a los golpistas (7-4-2018) 
- Editorial / La Jornada, Brasil: la resistencia popular (7-4-2018) 
- Luiz Inácio Lula da Silva, Resumen en castellano del discurso de Lula, antes de ser encarcelado. Y versión íntegra en portugués (8-4-2018) 
- Gonzalo Arias, Entrevista a Pepe Mujica sobre Lula, el aborto, la izquierda, la corrupción y el ser humano: "¿Por qué hay tanta enfermedad del balero?" (15-4-2018)